5 de October de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoJuan Ignacio Martínez

La historia de la conectividad en Nicaragua comienza circa 1993, cuando la UNI e IBW empezaban a ofrecer servicios de Internet. Un par de años más tarde, medios de comunicación como Notifax y La Prensa empezaron a reportarle al mundo a través de la web. Las agencias internacionales también despuntaron, importando tecnología y en medio de ese proceso se encontraban los hermanos Wilson.

Alfredo y Javier Wilson iniciaron Güegüe en 1996 como un hobby, dando servicios de consultoría sobre informática y realizando proyectos gratuitos. Una década más tarde, Güegüe Comunicaciones se ha convertido en una de las empresas pioneras del desarrollo y hospedaje web en Nicaragua, no tanto por su tamaño, pero si por su estilo innovador de trabajo.

Desde Nicaragua para Nicaragua



El logo de la empresa es una máscara de macho ratón de la obra nicaragüense “El Güegüense” ,con lo que los hermanos Wilson le dan un toque de identidad nacional a una tendencia que es toda una revolución mundial. “El Internet era algo nuevo, novedoso y ajeno, pero nosotros quisimos decir: el Internet desde Nicaragua para Nicaragua, mezclándolo con lo tradicional”, afirma Javier Wilson.

Lo que hace especial a Güegüe es que forma parte del movimiento global del desarrollo colaborativo que se basa en tecnología Open Source por medio de la cual los desarrolladores pueden participar en el diseño y construcción de un programa, sin tener que pagar regalías o derechos.

“Es una opción más económica y atractiva. Los desarrolladores pueden estar en cualquier parte, en Moscú, Singapur y en Managua, colaborando para crear un mismo programa”, explica Wilson. Esto permite que sea un sistema menos restrictivo y menos costoso, por ende, “la mejor alternativa para los países pobres…y es más divertido!” concluye Wilson.

Esta pequeña empresa está conformada por un equipo joven que entre desarrolladores y apoyo técnico no supera las 12 personas. Entre ellos se reparten la atención personalizada de unos 300 clientes nacionales y empresas extranjeras. “Para nosotros la diferencia la hace el soporte técnico… tenemos pocos clientes por agente de soporte técnico”, enfatiza Wilson, para quien de nada sirve la tecnología avanzada, si no se cuenta con el soporte apropiado.

Transfiriendo conocimientos… abriendo puertas



Para Güegüe Comunicaciones, el tema del desarrollo web utilizando herramientas y capacidades locales, y transfiriendo conocimientos es fundamental. “A Alfredo y a mi siempre nos ha gustado dar clases, compartir nuestros conocimientos y experiencias… además hemos encontrado a los mejores prospectos, esos niños genios de la informática, en las aulas de clase” afirma Wilson.

Recientemente y gracias al apoyo de la cooperación Danesa (DANIDA), Güegüe ha logrado un acuerdo Business to Business con Xcompetence, una compañía Danesa dedicada a capacitación. ”Ellos se dedican a la capacitación y quieren incursionar en el desarrollo con Open Source, y nosotros trabajamos desarrollando y queremos entrar a capacitación… nos encontramos en el punto medio”. Así nacerá Güegüe Educación, que se dedicará a la capacitación técnica, emitiendo certificaciones que serán reconocidas mundialmente.

Las piedras en el camino



Para Javier Wilson, las grandes limitantes para Nicaragua no son muy distintas a las de otros sectores, “tenés el tema de infraestructura, las interrupciones de energía; tenés un poco de monopolio y altos costos de salida”.

A Güegüe, estos obstáculos los han obligado a trasladar sus servidores a Estados Unidos, donde “ni siquiera hemos puesto un pie!”, exclama Wilson. Ahora pueden controlar sus servidores -el cerebro de su negocio- a distancia. “Tenemos mayor confianza en que podremos darle el servicio que nuestros clientes requieren”.

Además de las dificultades estructurales, Nicaragua enfrenta desafíos más intrínsicos al web 2.0. Por un lado, las redes sociales están obligando a la gente a abandonar espacios que eran locales por utilizar sitios globales como Facebook o MySpace.

Por otro lado, el comercio electrónico - la esencia del mundo actual- en Nicaragua continúa estancado. “En 1998 yo participé en el primer sitio de comercio electrónico, era de flores y era un sistema muy arcaico” señala Wilson, “….10 años después estamos mas ó menos en el mismo estado”.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado