3 de December de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoEquipo de FIDEG


En menos de 4 meses, el precio del barril de crudo ha caído a la mitad luego que llegó a rozar los US$150 en julio de este año. La actual crisis financiera ha provocado que en un año el consumo de petróleo en Estados Unidos descendiera en 8.5%; dado que el mercado de este país representa el 20% del consumo mundial de petróleo, su descenso ha conllevado al desinfle de la burbuja especulativa alrededor de este bien, provocando la disminución de su precio en tales magnitudes.

En junio del 2007 el precio del barril de crudo fue de US$70 y el precio del galón de gasolina regular fue de C$67.6. Al mes de octubre de este año, a pesar que el barril de petróleo registró los mismos US$70, el precio del galón de gasolina regular estaba C$8 más caro que en junio del año pasado. Según las empresas importadoras de petróleo, esta diferencia es resultado de los incrementos de salario mínimo, la inflación, los costos de fletes y de energía.
En el caso de la tarifa energética, el INE considera que debe disminuir 10% dado que el 70% de la energía se produce con derivados del petróleo.

Sin embargo, la Red Nacional de Defensa al Consumidor y otros expertos defienden que la tarifa debería descender en 30% por la baja en el precio del fuel oil, la entrada del Ingenio San Antonio y el incremento en la producción de energía renovable.

A simple vista, la baja en los precios del crudo parecen ser una buena noticia para Nicaragua. La disminución del precio del crudo significa una disminución en los costos de transporte y de energía. Asimismo, una reducción en los precios de las materias primas y de los alimentos, dada la relación directa que poseen con los precios del petróleo. Prueba de ello es que la inflación mensual de septiembre fue de 0.2%, muy por debajo del 2.8% registrado en mayo.

En el caso de las importaciones, el déficit en balanza comercial podría verse liberada principalmente por la baja en el precio del mismo crudo, ya que además de ser el principal producto de importación, representa el 23% de las importaciones.

Sin embargo, el comportamiento del conjunto de factores que determina los precios del crudo pueden, en cualquier momento, incrementar el precio. Algunos de estos factores son las cuotas de producción de la OPEP, las cuales ya acordaron reducir en 1.5 millones de barriles diarios, los desastres naturales, las tensiones geopolíticas, la especulación en los mercados financieros y la estimación de reservas mundiales de petróleo. Asimismo, no se conoce en qué momento terminará la desaceleración en los Estados Unidos y cuándo empezará su recuperación.

Por ello, Nicaragua no debe confiarse del actual comportamiento del precio del crudo y continuar trabajando en medidas para eliminar su dependencia del mismo. Algunas de estas medidas son: la política antiinflacionaria del Banco Central, el cambio de la matriz energética, la exploración petrolera y; subsidios al transporte público, entre otros.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado