3 de December de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoEquipo de FIDEG


A pesar de que el precio internacional de los alimentos en los últimos meses refleja una reducción, las proyecciones de largo plazo de la OCDE indican que los precios de los alimentos para los próximos 10 años se mantendrán entre 10 y 60 por ciento más altos que la década anterior.
El incremento en el precio de los alimentos responde a diversos elementos que influyen en la oferta y demanda, así como a factores financieros, ya que la volatilidad de los mercados provoca que los inversionistas opten por sustituir el mercado de valores por transacciones en el mercado de commodites en búsqueda de mayores rendimientos.

¿Cómo vive Nicaragua la crisis?



Gero Vaagt, representante de la FAO en Nicaragua, enfatiza que a nivel mundial se registran 923 millones de personas con hambre, según el último reporte, las cuales están concentradas en mayor proporción en África y algunos países asiáticos. En lo que respecta a Nicaragua, el país está en una posición delicada ya que no ha mejorado su situación con respecto al resto de América Latina, al mantener elevados índices de pobreza y desnutrición.

Asimismo, Vaagt recalca que los países como Nicaragua, donde se han registrado altos índices de inflación, hay más posibilidades de que se experimente una disminución de las exportaciones, el comercio y las inversiones como resultado del contexto financiero mundial. Por tanto, la crisis financiera constituye otro desafío para la población más vulnerable, ya que acentúa los efectos provocados por el incremento de los precios de los alimentos y el combustible.
Por otro lado, el índice global del hambre calculado para 120 países del mundo, califica a los países en una escala de 100 a 0, siendo 0 el mejor puntaje. En el caso de Nicaragua, el ranking lo ubica en la posición 33 con un puntaje de 12.8, que de acuerdo a la clasificación del índice indica un serio problema de hambre y desnutrición entre la población.

Por otra parte, el Banco Mundial calculó el índice de precios de la población pobre bajo la premisa de que el consumo de la población pobre es diferente al de la población general, pues aquellas dedican una mayor proporción de su consumo a alimentos que un consumidor promedio, ocasionando que el alza en el precio de los alimentos les afecta más.

Los resultado para Nicaragua, indican que la diferencia entre el índice general de precios al consumidor y el índice de la población pobre es mayor en zonas rurales (3.1%) que en zonas urbanas (1.9%). Los grupos más afectados por el alza en el precio de los alimentos son las personas que viven en zonas rurales en situación de pobreza extrema, así como el 10% más pobre de la población total.
Foto

¿Nicaragua lista?



Ante el escenario alarmante, el gobierno ha implementado políticas de apoyo a la producción de alimentos, con el objetivo de contrarrestar los altos precios de los alimentos en el corto plazo. Entre los programas implementados resalta el otorgamiento de subsidios para fertilizantes, semillas e insumos, así como la reactivación de Enabás que vende arroz, frijol y maíz a precios controlados. Asimismo, la iniciativa Petroalimentos, que es un fondo impulsado por los miembros de PetroCaribe, ofrece financiamiento en áreas prioritarias para la producción de alimentos.

Sin embargo, estas medidas que pretenden garantizar un mínimo de bienestar entre las personas más afectadas no constituyen soluciones sostenibles en el largo plazo por lo que se hace cada vez más necesario invertir para reactivar la agricultura nacional. La promoción del asociativismo, mejoras en la infraestructura económica, crédito y acceso a mercado son algunas de las medidas fundamentales para promover el desarrollo agroalimentario, señala Vaagt.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado