8 de febrero de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAída Mayorga R.

El 44% de los jóvenes, entre los 15 a 24 años, se estima que están desempleados. Una cifra que se acerca a las estimaciones de la Encuesta Nacional de Juventud 2006, la cual estima que en el país dos de cada tres jóvenes se encuentran sin empleo y, a su vez, refiere que cada año cien mil jóvenes buscan cómo entrar al mercado laboral. Sin embargo, indica que la mayoría accede a él en condiciones precarias, a través de trabajos informales y con baja remuneración.

Para contribuir a combatir el desempleo y buscar oportunidades laborales, se hace necesario empujar acciones públicas, como las que está impulsando el Ministerio del Trabajo (MITRAB) en algunos departamentos del país, con los Servicios Públicos de Empleo, los cuales son un canal de comunicación entre la oferta de las empresas y la demanda de personas desempleadas. A estos servicios se accede por diferentes vías y mecanismos.

Pero no debe derivarse de esto que la juventud deba dedicarse sólo a buscar empleo, sino que debe generarlos. Si la iniciativa empresarial es fundamental para un país, ésta debe desarrollarse y consolidarse con la participación de los jóvenes.

En el país existen aún pocas fuentes de apoyo que fomenten el emprendimiento juvenil. Algunas provienen del Instituto Nicaragüense de la Juventud (Injuve) que facilita becas y pasantías en empresas y también por parte del Instituto Nicaragüense de Pequeñas y Medianas Empresas (INPYME), que cuenta con programas y proyectos de interés para los jóvenes.

Otras iniciativas se derivan de los programas de emprendimiento empresarial con jóvenes egresados universitarios, promovidos por algunas universidades (UCA, UNI y UNAN- Managua) y también por algunas ONG o empresas privadas que aceptan a jóvenes con el perfil académico adecuado, que quieren realizar pasantías.

EI Injuve realiza una convocatoria a inicios de año, en la cual los jóvenes pueden presentar sus ideas de emprendimiento empresarial. Éstos son seleccionados según ciertos criterios: condiciones de violencia y pobreza, desempleo y alejamiento de la educación formal. En el año 2008 se desarrollaron 22 iniciativas con 400 jóvenes, en áreas productivas o servicios como crianza de cerdos, cerámica, producción de abono, etc.

Para el coordinador de operaciones de programas del Injuve, este tipo de programas tiene un éxito aceptable, porque los jóvenes con el apoyo financiero que reciben, logran sostener sus negocios, obtener ganancias para financiar su materia prima, cuentan con el seguimiento técnico, además de las capacitaciones sobre la idea empresarial que desarrollan. Según esta experiencia, más del 70% de las iniciativas lograrán mantenerse. De algunas ideas juveniles se han formado cooperativas de seis miembros y éste es un indicador de que los esfuerzos comunes y el trabajo coordinado entre ellos está dando resultados.

Los resultados de estas iniciativas son parte de las sinergias permanentes con otras instituciones como Inatec, Policía Nacional, Mitrab y; la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que han permitido crear capacidades técnicas y valores como la autoestima en los jóvenes, generando valor agregado para que sus ideas de negocios puedan traducirse en empleos juveniles.

Expectativas en 2009



En 2009, con el financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), se espera impulsar el programa denominado “Ventana de juventud, empleo y migración” con fondos semillas y fondos revolventes para cooperativas y microempresas juveniles, que beneficiará a ocho mil jóvenes en once departamentos del país.

De éstos, 3,500 serán capacitados en emprendedurismo para impulsar 300 microempresas juveniles y 100 cooperativas. como aporte para cumplir los Objetivos del Milenio y para ser co ejecutados por agencias de Naciones Unidas y entidades gubernamentales.

Virgilio Vásquez, coordinador de operaciones del Injuve, sostuvo que los jóvenes están acostumbrados a la búsqueda del empleo en empresas o instituciones ya establecidas. “La idea de estos programas es dotar a la juventud de capacidades técnicas y recursos financieros para generar sus empleos”.

“Se debe vencer el miedo, buscar información, conocer experiencias de otros jóvenes que emprenden sus iniciativas y acercarse a las oportunidades de empleo que puedan estarse ofreciendo o generando por parte del Gobierno o de otras instancias”, añadió Vásquez. También aseguró que estos beneficios van dirigidos a todos los jóvenes, sin discriminación de ningún tipo.

Finalmente, señaló que el joven interesado en emprender su negocio o cooperativa en el año 2009, puede contactarse con las instancias mencionadas, las que pueden brindarle información de interés.

RECUADRO

Recomendaciones del Injuve



Para impulsar las ideas de emprendimiento con apoyo del Injuve, el coordinador de operaciones de programas de esa institución, recomendó lo siguiente:

- Es clave el deseo de superación y la actitud positiva para el aprendizaje y el trabajo.
- Monitorear los medios de comunicación.
- Los jóvenes fuera de Managua pueden canalizar sus iniciativas con los gobiernos locales.
- Informarse directamente con el coordinador de la Oficina de Acceso a la Información Pública.
- Llevar la idea escrita al equipo técnico, que ayudará a reformularla.
- Después de aprobada la propuesta, existen tres fases: elaborar el plan de negocio, acompañamiento técnico y comercialización.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado