4 de marzo de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino

Los millonarios paquetes de medidas económicas que aplican los gobiernos del mundo para contrarrestar los efectos de la crisis económica internacional, cuyas primeras secuelas se están dejando sentir con rigor en las economías más avanzadas, consisten generalmente en un conjunto de políticas contra cíclicas que buscan, entre otros objetivos, incentivar la inversión pública y el consumo privado, defender el gasto social y el empleo.

A diferencia de otros episodios de crisis, muchos analistas y agencias internacionales concuerdan que América Latina está mejor preparada para resistir los shocks negativos de la actual crisis internacional, debido a los logros macroeconómicos que ha cultivado la región en los últimos 10 años y por la bonanza económica sin precedentes que dejaron los últimos 5 años de altos precios en las materias primas

¿Qué medidas proponen los gobiernos de América Latina para mantenerse a flote en medio de la tormenta internacional?

México
Según los pronósticos oficiales, la economía mexicana crecerá este año 2.8%, frente al 3.7% que se pronostico a finales del 2008. Sin embargo, muchos analistas y agencias ven con mucho pesimismo el futuro cercano de México. El FMI proyecta un crecimiento de -0.3%, dada su alta dependencia de la economía estadounidense, mercado de destino del 80% de sus exportaciones.

Esta eminente caída de la producción, llevo al gobierno de México a presentar a finales de enero su plan anti crisis, que contempla un paquete de medidas con el que tratará de hacerle frente a la desaceleración de la economía de Estados Unidos, su principal mercado de exportación y su fuente número uno de divisas, entre las cuales destacan las remesas. El plan contempla una serie de exenciones impositivas, reducción de tasas de interés y aumento del gasto público por un monto de US$ 5,600 millones.

En términos del empleo el plan asigna US$60.7 millones adicionales al Sistema Nacional de Empleo, representando un incremento record cercano al 80% en los recursos asignados al Sistema. Por otro lado, se establecerá un portal del empleo gratuito que concentre la oferta laboral del país.

Chile
Durante la tercera semana de enero, el Senado aprobó un paquete de estímulo económico enviado por el Gobierno de Michelle Bachellet, para hacer frente al fuerte deterioro de la economía producto de la crisis financiera internacional. El monto de dicho paquete anti crisis asciende a los US$ 4.000 millones y ha recibido muy buenos comentarios de la sociedad chilena y de los críticos internacionales (Ver detalles en entrevista con Jaime Ferraz, Cónsul de Chile en Nicaragua).

Perú
Uno de los primeros planes anunciados fue el del Presidente Alan García, en diciembre del 2008. El plan de estímulo plantea realizar inversiones públicas por un monto de US$ 5,800 millones, para tratar de mantener el ascendente crecimiento económico del país andino.

El plan contempla una inversión extra en gasto público en viviendas, carreteras y programas sociales, por unos US$3,160 millones. Parte de las fuentes para financiar este mayor gasto proviene del tesoro, de créditos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para la fecha anunciada del plan, el Gobierno estimó que el ritmo de expansión económica se reduciría a 6.5% por efecto de la crisis, frente al fuerte crecimiento del 9% en 2008.

Brasil
El gobierno de Lula da Silva anunció su plan anti crisis en diciembre pasado. Las medidas apuntan a la reducción de impuestos a las ganancias para la clase media y de tasas para la compra de automóviles populares para apoyar a la industria automotriz, uno de los sectores más afectados por la crisis.
La fuente de financiamiento del plan proviene de las reservas internacionales, por un monto de US$10,000 millones. Además contempla el financiamiento de empresas endeudadas en dólares en el exterior. En el fondo, tiene como objetivo contrarrestar la escasez de crédito provocado por la crisis internacional.

El objetivo del gobierno brasileño es asegurar un mínimo de crecimiento del PIB del orden del 4%, aunque el reporte más reciente del FMI lo estima en1.8%.

Argentina
En este país, el plan anti crisis contempla recursos por hasta US$ 3,860 millones, el equivalente al 1.2% del PIB argentino. De ese monto, unos US$ 906 millones serán destinados a la industria automotriz, que en el mes de diciembre pasado enfrentó fuertes bajas en la producción y exportación.

Adicionalmente, el programa recién aprobado por el senado argentino contempla US$ 1,023 millones dirigidos a créditos para el consumo, US$ 365.4 millones para las industrias y US$ 877.1 millones para incentivar el sector de pequeñas y medianas empresas.

Esas son las medidas para el año 2009 y ése es el panorama que pinta para América Latina. Muchos negocios, empleos y muchas vidas dependen del éxito en la ejecución de estos ambiciosos planes. Pero en última instancia, de una pronta recuperación mundial.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado