4 de March de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino

Entrevista con el Señor Jaime Ferraz, Cónsul de Chile en Nicaragua



El Plan anti crisis de Chile no sólo ha recibido el beneplácito de todos los sectores sociales de ese país, sino las buenas críticas de expertos nacionales e internacionales, que lo catalogan como el mejor de América Latina. Uno de los elementos fundamentales del plan es que se financia con recursos propios, sin recurrir a deudas, la ayuda internacional y sin comprometer el futuro económico de los chilenos.

Pero, ¿en qué consiste el plan anti crisis de Chile?, ¿en qué radica el éxito?, el señor Jaime Ferraz, Cónsul de Chile en Nicaragua, conversó con El Observador Económico para tratar de contestar estas preguntas.

Según muchos analistas el plan económico que recientemente anuncio el Gobierno de Chile para afrontar la crisis internacional es el mejor de América Latina ¿En qué consiste el plan económico que implementa el Gobierno de Chile y en qué se sustenta?

Siempre es difícil establecer una comparación si tomamos en cuenta que las realidades de los países de América Latina son tan diversas. Que sea mejor o peor, adecuado, inadecuado, es difícil de afirmar. Lo que si se puede afirmar, como elemento objetivo, es que se trata de uno de los planes más ambiciosos.
En la práctica consiste en un conjunto de medidas que tienen como objetivo principal la reactivación económica en el sentido que procura que no haya una disminución de la actividad, que se mantengan los niveles de inversión, que no haya un impacto demasiado grave en el empleo y que no afecte los niveles actuales de consumo.

Es decir, consiste en un conjunto de medidas que permita a los chilenos sobrellevar de una mejor manera esta la crisis financiera y económica internacional.

Antes de entrar a las medidas, quizás es necesario hacer un poco de historia, en el sentido de cómo en Chile podemos financiar este tipo de medidas.

Durante las últimas décadas en Chile hemos logrado sostener tasas de crecimiento positivas, sobre todo en los años 90´s que se vio afectada solamente por la crisis asiática. Siendo Chile una economía muy abierta se encuentra expuesta a recibir cualquier impacto de cualquier crisis que provenga de cualquier parte del mundo.

Sin embargo, la economía chilena no depende de un solo mercado. Tenemos la suerte de poder exportar a todos los países del mundo de una manera más o menos equilibrada, lo que significa que cuando una región del mundo se ve afectada podemos dirigir nuestras exportaciones a otras regiones. Esto ha sido una característica que nos ha permitido no ser gravemente impactados por las crisis como ha sucedido en otros países.

Pero a diferencia de otras crisis esta es ámbito global ¿cómo intenta Chile librarse de las garras de la recesión?
Efectivamente. En el actual contexto el tratamiento de la crisis requiere un manejo distinto. Una de las cosas que aprendimos de la crisis asiática, la última que nos afecto, es que es importante implementar una serie de medidas contra cíclicas. A partir del año 2000, los presupuestos fiscales fueron diseñados incorporando el elemento del ahorro, que provenía básicamente del gasto fiscal anual y de los ingresos de nuestro principal commodities, la exportación de cobre.

A partir de las proyecciones de estas dos variables se estableció como regla que el presupuesto del año siguiente debería generar un ahorro del 1% del PIB. De tal manera, que este excedente anual (ahorro) puede ser utilizado libremente por el fisco para poder financiar todas las medidas propuestas en el plan este año.

El año pasado, debido a las primeras afectaciones de la crisis, se redujo ese balance estructural del 1% al 0.5% y para este año se reducirá al 0%. Pero en dependencia de cómo evolucione la crisis, la política es que en el año siguiente (2010) se restablezca el 0.5% hasta alcanzar nuevamente la regla del 1% de ahorro estructural.

¿Cuáles son las medidas más emblemáticas que se implementarán? ¿Hacia qué sectores están dirigidas?
El plan contempla una expansión del gasto público, pero simultáneamente contempla el ahorro público. Al presupuesto fiscal aprobado el año pasado se le adicionaron recursos. Es importante señalar que estas medidas vienen aplicándose desde el año 2008, con la inyección de 850 millones de dólares para mantener un flujo de liquidez al sistema financiero. A finales del año se destinaron 1,150 millones de dólares para dotar de recursos a las pequeñas y medianas empresas. Esto ha permitido salvaguardar los empleos generados en el sector, estimular la demanda y el financiamiento para la compras de viviendas, orientado a las familias de ingresos medios.

El plan actual (2009), es más ambicioso en el sentido que está orientado a todo el espectro nacional. Por una parte, hay un bono que lo recibirán las familias de bajos ingresos (40,000 pesos chilenos, aproximadamente 65 dólares) bajo el programa Chile Solidario que se paga en marzo, época en que los menores ingresan a la escuela, beneficiándose aproximadamente un millón setecientas familias.
Hay 700 millones adicionales a lo que ya estaban presupuestados para la construcción de viviendas, obras de infraestructura vial, autopistas urbanas a través del sistema concesionado de empresas privadas, planes de riego en los sectores agrícolas, construcción de embalses, etc. Acá se verán beneficiadas las empresas privadas y los sectores rurales, de medios y bajos ingresos.

Otra medida importante es el subsidio al trabajo para jóvenes entre 18 y 25 años con enseñanza de secundaria completa, evitando que los jóvenes intenten ingresar al mercado laboral sin antes finalizar su educación secundaria. La medida consiste en que los jóvenes reciben un 20% adicional de su remuneración y los empleadores un 10%. De tal manera, que en el fondo si el empleador se ve obligado a reducir el empleo no opte por los jóvenes. Además, incorporara el elemento de la capacitación, brindando incentivos a las empresas para que sus recursos humanos logren una mejor posición competitiva.

Algunos críticos del plan plantean que, mientras en otros países del mundo los gobiernos realizan ajustes en el empleo del sector público, en Chile el plan anuncia un crecimiento del 7% en el empleo, ¿no es esto una contracción?

Evidentemente hay un mayor gasto público, por lo que habrá mayores demandas, mayores requerimientos. El aparato público tiene que estar en condiciones de recibir adecuadamente esa demanda. Lo importante es que el gasto público se adecue a los niveles de inversión. Lo importante es que no se perpetúe en el largo plazo un aparato estatal grande, que se ajuste a las dinámicas que exige las actuales circunstancias.

Oficialmente se estimó un crecimiento para Chile de un 4%, ¿cuál es la actual estimación y en que cuantía se espera que el plan estimule el crecimiento y el empleo?

La meta de crecimiento con todas las medidas del plan es que la economía no crezca menos del 2 ó 3%. Claramente hay un escenario internacional muy complejo y la tasa de crecimiento que se plasmó en el presupuesto elaborado entre agosto y septiembre del 2008 ahora tiene supuestos irreales. En términos de empleo, el plan debería de generar unos 100,000 puestos de trabajo, aunque en realidad se trate del reemplazo de la pérdida de empleos debido a los muy probables problemas que enfrentaran una gama de empresas. El objetivo general es que la cifra de desempleo no supere las dos cifras.

Se sabe que Chile además de ser una economía muy abierta al comercio, lo es también en capital financiero. ¿Qué tan vulnerable se encuentra el sistema financiero en Chile para afrontar la crisis?

Efectivamente el sistema financiero en Chile es muy receptivo a todo tipo crisis a nivel internacional. Sin embargo, a nivel local y a nivel internacional el sistema financiero es uno de los que está en mejores condiciones. Los bancos en Chile tienen recursos suficientes para resistir adecuadamente la crisis internacional. Evidentemente se está experimentando una restricción del crédito como parte de un fenómeno global. Pero a nivel privado no hay mayores demandas para que el gobierno vaya en ayuda del sistema financiero. Las medidas que se han tomado han sido medidas orientadas a que el sector de medianos y bajos ingresos no se vea directamente afectados, que las restricciones aplicadas por los bancos no afecten a estos sectores. En el fondo son medidas de resguardo frente a posibles escenarios complejos.

¿Cuándo inician a implementarse las medidas?
Inmediatamente, después de su aprobación en el congreso, estas medidas serán aplicadas de acuerdo a los planes. El paquete económico fue presentado al parlamento y fue aprobado unánimemente, no hubo votos en contra. De tal modo que existe un consenso nacional de la importancia de que estas fueran aprobadas y que en el fondo deben ser aplicadas a la brevedad. Lo importante es que hay una evaluación de medición de su efectividad. Cuando haya una recuperación de la economía o que haya señales de que la crisis internacional venga menguando, se retomara el camino que se ha venido recorriéndose. Y se retomara la regla del superávit fiscal.

Recientemente hubo en Managua un foro para tratar la crisis por el Grupo Latinoamericano y El Caribe (GRULAC), ¿se ha abordado a nivel interno alguna propuesta regional para amortiguar la crisis o cada país de manera independiente aplica sus respectivas medidas?
No tengo información sobre alguna propuesta de implementar medidas comunes. A la fecha los países de Latinoamérica aplican sus propias medidas internas.

¿Cuál es el estado de la negociación del TLC Nicaragua-Chile?
En agosto pasado hubo una ronda de negociación en Chile. Viajo un delegación del MIFIC y se logro avanzar en buena medida. Pero se han suspendido dadas las intensas negociaciones que ambos países mantiene con otros países y regiones de manera independiente. Pero la información que tengo es que para este año hay voluntad para cerrar las negociaciones y luego compartir los protocolos.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado