7 de April de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino

Las restricciones crediticias, la principal fuente de la crisis económica internacional, ha tocado las puertas de los consumidores y empresarios nicaragüenses. Tras la normativa anunciada en diciembre pasado por parte de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SIBIOF) de prohibir financiamiento de viviendas y consumo que superen el 40% de los ingresos de las personas, los bancos no esperaron en elevar las tasas de interés.

Tasas en aumento



Mientras en el mundo la lógica para combatir la crisis económica ha consistido en un relajamiento de las políticas crediticias (disminución de tasas), en Nicaragua meses antes del anuncio de la SIBOIF, las tasas activas del mercado registraron un incremento, marcando una nueva tendencia alcista.
Según datos del Banco Central, tanto la tasa de interés activa a corto plazo como la de largo plazo, vienen registrando incrementos sostenidos desde el mes de septiembre pasado, cuando las tasas se ubicaron en 10.5% y 11.8% respectivamente. Al mes de febrero estas mismas tasas se han incrementado 260 y 240 puntos bases, es decir en el segundo mes del año se ubicaron en 13.1% y 14.2%,
respectivamente.

El mayor costo del dinero efectivamente ha ido acompañado de una leve desaceleración en el crédito global en la economía, que en el último mes del año 2008 ascendió a US$2,350 millones. Los sectores agrícolas y pecuarios son los más afectados, a pesar que la normativa de la SIBOIF apuntaba a disminuir el riesgo de insolvencia en las carteras de consumo de los bancos, estos tienden a concentrar el crédito en los sectores terciarios: comercio y consumo.

El sector agrícola, a diciembre del 2008, muestra un crecimiento promedio anual de -14.1 por ciento, mientras para el sector ganadero la disminución fue más pronunciada (-33 porciento). En el sector industrial se reporta una situación similar con un crecimiento de -15.3%. Por su parte el sector comercio obtiene un repunte importante de 75.8% y crédito a la vivienda creció 26.7%. Este traslado de recursos hacia los sectores terciarios de la economía podría retardar una salida rápida de la crisis.

Sin embargo, la caída del crédito en los sectores agropecuarios y ganaderos puede ser un reflejo de dos determinantes. Los resultados de los programas de crédito que desde el año pasado ejecuta con mayor profundidad el Gobierno y la importante participación de las Instituciones de Microfinanzas en atención al sector, dado que esa desaceleración en la cartera de los bancos es notable desde los primeros meses del año 2007.

Oportunidad hipotecaria



En el caso del sector vivienda, de acuerdo con un analista de crédito bancario que prefirió el anonimato, las condiciones crediticias para préstamos hipotecarios han mejorado en los últimos meses, como consecuencia de una baja en las tasas de interés y el porcentaje del financiamiento. Al respecto, las tasas de interés en octubre del año pasado promediaban los 14.5%, cubriendo el 70% del costo total de la vivienda; mientras al mes de febrero del presente año, esa misma tasa se ubica en 10.5%, con un 90% de financiamiento.

A febrero 2009, en dependencia del tipo de hipoteca y del banco contratante, las condiciones crediticias oscilaban de la siguiente forma. Préstamos de viviendas populares de hasta US$ 30,000 y con un plazo de 20 años, los bancos financiaron 85% del valor a una tasa fija del 11%. En el caso de una casa usada, las condiciones eran un 75% de financiamiento, con tasa fija del 13%.
Para viviendas medias, con valor mayor a los US$ 30,000, el banco financiaba el 80% del valor a una tasa fija del 11.5% y con un plazo de 15 años.

Sectores afectados



Para los usuarios que han contratado préstamos de vehículos en años anteriores, ahora se verán afectados por un incremento en las tasas, debido a que éstas son generalmente pactadas como tasas variables. Para este segmento, las tasas oscilan entre el 14% y el 15% para vehículos nuevos y usados, respectivamente. Y de de acuerdo al analista bancario, generalmente la tendencia es alcista y es muy probable que con las actuales condiciones las tasas suban.

Por otro lado, el analista consultado sostiene que el sector de Mipymes (micro, pequeña y mediana empresa) está siendo muy afectado, debido a que éste es un sector que registra un incremento en la cartera de mora y se enfrenta a mayores condicionantes de préstamos y elevación de tasas.
Otros afectados son los extranjeros, especialmente a los norteamericanos provenientes de Estados Unidos y de Canadá. Ahora los bancos están solicitándoles fiadores nicaragüenses, esto debido a la percepción de mayor riesgo que tiene la economía familiar de las personas de estos países, muy afectada por la crisis internacional.

Asimismo, en el caso de las tarjetas de créditos, cuyas emisiones han disminuido, hace algunos meses atrás era posible acceder a una tarjeta de crédito sencilla con un salario base mensual de 4,000 córdobas, ahora el usuario debe demostrar que obtiene ingresos mensuales mayores a los 8,000 córdobas o más.

RECUADRO
Cómo ahorrar en tiempos de crisis



Durante un reciente seminario sobre “Cómo administrar mis finanzas personales”, brindado a los clientes y colaboradores del Grupo LAFISE-Bancentro, el Gerente de Finanzas, Justo Montenegro, recomendó una serie de medidas fundamentales que deberá seguir cualquier persona para cuidar de sus finanzas, especialmente en este tiempo de crisis económica.

La primera recomendación va dirigida a clasificar los tipos de gastos en: gastos obligatorios (alimentación y vivienda), gastos necesarios (servicios básicos: agua, luz, teléfono, etc.), gastos ocasionales (diversión y esparcimiento) y; gastos innecesarios (vicios, juegos de azar, etc). Si las personas están concentrando sus gastos en los dos últimos tipos de gastos, el especialista sostiene que es momento de hacer un alto y preguntarse: ¿puedo continuar con esos niveles de gastos?


La segunda recomendación es la elaboración de un presupuesto personal (familiar) de ingresos y gastos, ya que según el especialista, aproximadamente un 70% de las personas no realizan esa importante herramienta financiera en sus finanzas personales. Esto permitirá a la persona conocer la estructura tanto de sus ingresos y sus gastos y les ayudará a tomar mejores decisiones y crecer financieramente.

Para las personas que tienen tarjetas de créditos, el especialista recordó que ésta fue creada y diseñada, y así debe de verse, como un medio de pago y no como un producto de crédito. Al respecto recomienda el pago del valor total al cierre del periodo y evitar el cargo de intereses. Para la compra de artículos suntuarios u otros productos es recomendable optar por otro producto financiero que genera una menor tasa de interés, como cualquier préstamo de consumo.

Asimismo, en el uso de la tarjeta es importante tomar en cuenta que es preferible pagar intereses sobre algunos gastos de emergencia (menos cargos) que por todos los gastos, en caso que la persona utilice su tarjeta para financiarse todos sus gastos. En caso de entrar en problemas de pago, el especialista también recomendó visitar lo más pronto posible a su proveedor de crédito y negociar un arreglo de pago.

Finalmente, la última recomendación es el ahorro permanente. No hay que despreciar ningún monto destinado al ahorro, lo importante es hacerlo y depositarlo en un banco. Existe un ciclo de ingresos para todas las personas y es importante mantener siempre niveles de ahorro, para optimizar su última etapa del ciclo, momento en el cual también se enfrentara a última etapa de vida: la vejez.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado