7 de April de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAída Mayorga R.

Al igual que el resto de naciones, Nicaragua no está exenta de los efectos de la crisis económica mundial. Ya se está notando en algunos indicadores económicos. En los dos primeros meses de 2009, se ha registrado un descenso de las exportaciones en un 27% y un 21% respectivamente. También se prevé que las remesas y el turismo disminuyan este año, con efectos directos en las condiciones de vida y en la economía nacional.

En este contexto, la cooperación global se reduce de US$630 millones en el 2007 a US$401 millones en el 2008. De hecho, según cifras de la agencia suiza COSUDE, se desembolsaron tan sólo US$16 millones al 2008 frente a los US$115 millones previstos para ese año. Al día de hoy, parte de la ayuda de los países donantes tradicionales está suspendida hasta nueva evaluación. Debido a esto el Gobierno tuvo que modificar la Ley de Presupuesto General de la República de 2009. ¿Qué sucederá con la cooperación internacional?, ¿Qué tipo de relaciones de cooperación busca el Gobierno en su gestión?

Los principios de la cooperación internacional



El reciente Foro de Cooperación de Alto Nivel realizado en Accra- Ghana (2008), trató de ahondar en los principios fundamentales de la cooperación ya establecidos por países donantes y países en desarrollo en la Declaración de París (2005): apropiación, alineación, armonización, gestión por resultados y rendición de cuentas mutuas. Estos conceptos omnipresentes en los planes, acuerdos y convenios de cooperación con los países receptores como Nicaragua, han de ser correctamente comprendidos para su posterior puesta en práctica.

Una ayuda no puede considerarse adecuada si no tiene en cuenta los planteamientos de los beneficiarios. Por tanto, parece obvio que los países en desarrollo deben ejercer un liderazgo efectivo sobre sus políticas y estrategias de desarrollo (apropiación) y que los países donantes tienen que basarse en las estrategias, instituciones y procedimientos de los países receptores de ayuda (alineamiento). La armonización alude a que los países donantes trabajarán para que sus acciones sean más transparentes, coordinadas y colectivamente efectivas.

El Gobierno de Nicaragua participó en 2008 del foro de Accra, celebrado en Ghana, y se situó junto a Brasil para incorporar a su Programa de Acción el tema de la cooperación Sur-Sur y la disminución de las condicionalidades de la cooperación que se promueve desde el Norte. Esta última temática, recurrente en otros foros, era también parte de la coyuntura política por las dudas que en ese momento (septiembre 2008) se cernían sobre el apoyo presupuestario.

El Grupo de Apoyo Presupuestario (GAP) y sus condiciones



El apoyo presupuestario es una de las herramientas que demuestra el alineamiento y la confianza depositada en el Gobierno de un país. En el año 2005 Nicaragua firmó el acuerdo con el Grupo de Apoyo Presupuestario (GAP), el cual está integrado por Alemania, Finlandia, Gran Bretaña Unión Europea, Noruega, Países Bajos, Suiza, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial. Los tres primeros de este grupo se retiraron definitivamente del apoyo para el 2009.

Los países donantes se comprometen al apoyo presupuestario con Nicaragua, pero exigen el cumplimiento de principios fundamentales: derechos humanos, Estado de derecho, independencia del poder judicial, reducción de la pobreza, estabilidad macroeconómica y procesos democráticos justos y transparentes. Por tanto el Gobierno, como país receptor, asume estos compromisos, que ahora se encuentran en tela de juicio.

Estas valoraciones se apreciaron en las diferentes declaraciones de preocupación sobre las irregularidades del proceso electoral y el “acoso a las ONG”, tal como fue descrito por varios gobiernos amigos, entre éstos, Canadá y la Unión Europea. Y ahora, para el presupuesto 2009, la programación de US$109 millones (US$69 millones de donaciones y US$40 millones de préstamos) está en serio peligro por el incumplimiento señalado por el GAP de ciertos compromisos referentes a la gobernabilidad y la democratización. El derecho a unas elecciones libres y justas es el talón de Aquiles del Gobierno para reanudar este apoyo.

Recientemente, el nuevo embajador de Japón contrarió al Presidente de la República, que había agradecido meses atrás la ayuda japonesa “no condicionada”. Y opinó que “no existe ningún país que ejecuta la cooperación sin condiciones”. También invitó al Gobierno a que tome en serio las preocupaciones de los donantes con medidas pertinentes. Y en concreto, con mejores explicaciones sobre la denuncia de fraude electoral, ya que tal como expresa un refrán japonés “donde no hay fuego, no sale humo“.

Por su parte, en los primeros meses del presente año, el Gobierno ha expresado cierta voluntad de mejorar las relaciones con los donantes y se ha pronunciado de forma más diplomática y menos ofensiva con respecto a las declaraciones del año pasado. Si bien el diálogo con el Grupo de Apoyo Presupuestario está en marcha hasta hoy para intentar restablecer los acuerdos de cooperación, no existe todavía una decisión final al respecto.

Hacia nuevas relaciones entre el Gobierno y las ONG



Aunque no todos los fondos de ayuda al desarrollo están “congelados” o en peligro, existen ciertas dudas sobre las condiciones que el Gobierno establecerá para que las ONG en general desarrollen su labor en el país. Las organizaciones no gubernamentales internacionales actúan como oficinas técnicas de cooperación y como canales de captación de fondos con donantes diversos, entre los que se cuentan instituciones multilaterales, agencias de cooperación, gobiernos nacionales, regionales o municipales. Todo ello, para impulsar programas y proyectos en diversas temáticas, en la mayor parte de los casos trabajando en conjunto con ONG nacionales en todo el país.

Según José María Castán, representante de la Fundación Mundubat, organización adscrita al Secretariado de ONG Internacionales, el monto gestionado por las ONG internacionales en Nicaragua representó el 25% de la cooperación que llegó a Nicaragua en 2006. Esto da una dimensión de su aporte a la promoción del desarrollo humano y generación de capacidades entre los grupos vulnerables y grupos metas con los que trabajan, como fin último y prioritario al que apuntan sus acciones, aseguró Castán. El Secretariado lo conforman actualmente 76 miembros que se reúnen anualmente en asamblea y funcionan ordinariamente por medio de su Comisión Coordinadora.

En estos primeros meses del 2009, las ONG internacionales se encuentran en diálogo con el Gobierno sobre las nuevas reglas del juego que éste quiere plantearles. Uno de los principales objetivos es definir un instrumento o manual con criterios claros para las ONG, que permita unificar o facilitar los procedimientos administrativos con las diversas instancias del Estado. Sin embargo, los temas relacionados con los proyectos de incidencia política y el apoyo a determinadas organizaciones podrán ser algunos de los escollos que tendrán que salvarse.

Desde esta perspectiva, el reciente Foro de Accra recalcó que los actores de la sociedad civil deben ser tomados en cuenta en el debate sobre la ayuda internacional. Tanto los países donantes como los receptores aceptaron en su declaración final a todos los actores involucrados en el desarrollo y se acordó en que se profundizará en la colaboración con las organizaciones de la sociedad civil.

“Hay que valorar en este proceso de promoción al desarrollo el papel de estos actores para paliar la pobreza”, señala Castán. Parece evidente que ser inclusivo en el camino hacia el desarrollo implica establecer asociaciones con amplios sectores del sector privado y de la sociedad civil, para que las acciones generen impacto.

Las crisis son momentos de cambio que pueden ayudarnos a reflexionar sobre los errores del pasado y las posibilidades del presente. Que los fondos de cooperación fluyan y contribuyan a reducir la pobreza y mejorar las condiciones básicas para el desarrollo dependerá en gran medida de la implicación conjunta y consensuada de todos los actores del país, con el Gobierno a la cabeza.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado