1 de junio de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoPatricia Obregón

Con la excepción de las viviendas populares, el sector inmobiliario, de bienes raíces, está padeciendo de recesión. Las empresas dedicadas a la compra, venta y renta de propiedades, coinciden en que hay una notable recaída

Toda casa tiene un inquilino. Esa es la máxima con la que Manuel Sotelo administra Sotelo & Novoa, empresa familiar fundada en 1997, dedicada al servicio de compra venta de propiedades. Ingeniero Industrial de profesión, actualmente es el tesorero de la Cámara de Bienes Raíces (Canibir).

Novoa estima que la venta de propiedades ha decaído hasta en un 60% con respecto a un par de años atrás. Refiere que en Managua, Estelí, Chinandega y Granada, se manifestaba antes una progresiva demanda de propiedades para fines turísticos, residencial, comercial y agropecuario, pero hoy está casi paralizada.

El empresario de bienes raíces explica que hay muchas razones y motivaciones para la compra venta de propiedades y bienes inmuebles, pero comúnmente obedece a deseos de superación, cambiar de ambiente y otras razones, pero en muy pocos casos obedece a motivo de viaje. En ese sentido, la recesión la interpreta como una franca señal de que los usuarios o los clientes, están esperando mejores tiempos para tomar decisiones de esta naturaleza.

Sin embargo, afirma que se registra un leve incremento en el sector de las viviendas populares, las cuales generalmente se construyen en zonas distantes del centro de Managua y aunque pequeñas -- entre 40 y 50 mts2 de construcción, en terrenos de 200 a 300 mts2—éstas son accesibles porque requieren sólo el 5% de prima y las cuotas oscilan entre US$150 a US$200 dólares mensuales.

Una forma novedosa para quienes no encajan en estos parámetros es ahorrar por doce meses consecutivos el equivalente al pago mensual de una cuota; con lo que estará demostrando su idoneidad para el financiamiento.

Recientemente el Banco de Finanzas, BDF, lanzó el programa “Un Techo Propio”, el cual está destinado a financiar la compra de viviendas que tengan un valor menor a 30 mil dólares. Ofertas similars presentan el Banco de la Producción (Banpro) y el Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro), con fondos para préstamos hipotecarios.

Por otra parte, existen varias urbanizadoras que participan en este programa, entre ellas Villa Sol, Las Delicias y San Andrés.

Baja de alquileres



Conocedora de los pormenores y laberintos del mundo de bienes raíces, la Licenciada Aurora Gurdián, gerente de una agencia que lleva su nombre; no disimula su desencanto con el giro negativo que ha registrado esta actividad.

Desde hace nueve años su área de acción son Los Altos de Santo Domingo, Las Cumbres, Las Colinas y condominios ubicados las zonas de crecimiento urbanístico y comercial. Pero, desde el año pasado nota un descenso en el alquiler de casas, particularmente en las zonas residenciales preferidas por organismos internacionales, de cooperación y consultores, quienes como consecuencia del cierre o el final de sus programas en el país, han notificado el cese de sus contratos de arriendo.

Asimismo, han disminuido las compras de viviendas ubicadas en áreas exclusivas, fenómeno que lo atribuye a los altos precios y la incertidumbre que sobre el futuro económico del país tienen los interesados. “En un mes, antes, vendíamos un promedio de cuatro casas en un reparto, ahora con dificultad vendemos dos”, enfatiza Gurdián.

Otros efectos



Pero, el impacto es parejo en todo el sector inmobiliario y de bienes raíces. Un ejemplo reciente de la situación crítica es el anuncio de Roberto Serrano, director de Ofiplaza El Retiro, de Managua, quien confirmó que ante la incertidumbre económica suspendieron la ampliación del complejo de oficinas, que se planificaba sería uno de los más grandes de Managua.
Cada edificio generaría entre 150 y 200 empleos, entre directos e indirectos. Además contaban con un diseño que permitiría albergar por lo menos 19 oficinas.

Por su parte, fuentes de la Cámara de Urbanizadores han señalado que están diseñando estrategias para dinamizar el sector y confían que podrán lograrlo con la aprobación de proyectos del gobierno, municipalidades y empresas privadas . Habrá que esperar.

RECUADRO
Más de 150 empresas en el sector



En la década de los 90, las empresas dedicadas al alquiler, compra y venta de bienes raíces cobraron auge en el país. Nicaragüenses radicados en el exterior, principalmente en Miami, Estados Unidos, retornaron con la esperanza de invertir sus ahorros en una propiedad o en un negocio.

El cambio del entorno político y la relativa estabilidad económica favorecieron el florecimiento de pequeñas y medianas empresas de bienes y servicios que requerían de espacios físicos para ubicarse. Los organismos no gubernamentales y de cooperación también aportaron al crecimiento del sector de bienes raíces.

Atraídos por la creciente demanda, grupos empresariales invirtieron recursos en la construcción de urbanizaciones, centros comerciales y de complejos de oficinas, entre e´stos, Ofiplaza El Retiro, Invercasa, Cobirsa y otros. También los grupos financieros se dieron a la tarea de construir sus sedes centrales y sus sucursales bancarias.

A la par, se incrementó el negocio de Bienes Raíces, con el objetivo de asesorar y procurar en nombre y representación del dueño o apoderado, la celebración de una contratación sobre un bien inmueble de su propiedad o administración legal, bajo la figura jurídica de arrendamiento, compraventa, permuta, préstamo, hipoteca, entre otros

Actualmente existen más de 150 empresas dedicadas a este rubro, pero sólo 20 están asociadas a la Cámara de Bienes Raíces y se rigen por la Ley 602: Ley de Correduría de Bienes Raíces, dictada en octubre del 2006, en la cual se establecen los derechos y deberes de los corredores y agentes de bienes raíces.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado