4 de septiembre de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoWilliam Vigil Oliver

* Informe Doing Business 2009 destaca proceso de tramitología en Nicaragua

Largas filas, un sinnúmero de papeleos, verificaciones lentas, entre otras son todas características de los procesos de apertura empresarial en América Latina, con la diferencia de que en Nicaragua este proceso es sorprendentemente más rápido que en la mayoría de los países del continente.

Según el informe Doing Business 2009 publicado por el Banco Mundial, el tiempo que se toma en Nicaragua abrir una empresa es de 39 días. Es decir, casi un mes más rápido de lo que toma como promedio hacerlo en el resto de América Latina, dato sin duda curioso en un país con un incipiente desarrollo empresarial.

La agilidad mostrada por el país para abrir un negocio es una noticia positiva, ya que contando con una mayor rapidez se establece un clima más propicio para la inversión y los negocios. Igualmente, crea un aliciente para que el sector comercial informal del país se formalice, puesto que al agilizar los trámites se le ahorra tiempo y dinero al comerciante al registrarse.

El reporte y las Mipyme



El informe Doing Business es un reporte anual que monitorea la facilidad de hacer negocios en 181 países del mundo. Para ello, se toman en cuenta los trámites para pagos, inscripciones y comprobaciones que vienen con los procesos de apertura de una empresa en cada país. Pero, ¿es este reporte un reflejo de la realidad para abrir un negocio en Nicaragua? La respuesta es si y no.

El reporte señala que para su elaboración se usaron algunas suposiciones acerca de las empresas, entre estas: que la empresa sea una sociedad mercantil, que no reúna los requisitos para recibir incentivos y; que cuente con un mínimo de diez empleados al empezar a operar.

Sin embargo, tal como muestran datos de Fundación Internacional para el Desafío Económico y Global (FIDEG) de 2006, el 31,4% y el 48,2% de los micro, pequeños y medianos empresarios del país son pobres y pobres extremos respectivamente. Estas cifras indican que las características mencionadas por el reporte son de empresas que cuentan con un mayor capital inicial, y no reflejan las dificultades que enfrentan la mayoría de las empresas nacionales, que son justamente mipymes.

La diferencia



El factor que aleja al reporte de la realidad nicaragüense es que no todos los registros de empresas en el país son de la misma naturaleza, algunos comerciantes se registran como sociedades mercantiles (persona jurídica), otros como comerciantes individuales (personas naturales) y otros ni siquiera se registran.

De acuerdo a fuentes no oficiales el registro más utilizado por las mipymes es el registro como empresario individual, tomando en cuenta que la mayoría son micros y pequeñas empresas familiares con poco capital y un único dueño.

Visto lo previo, cabe resaltar que el aliciente de pagar menos al registrarse como comerciante individual y no como sociedad mercantil, influye mucho a la hora de decidir el tipo de registro a realizarse, especialmente debido a las condiciones económicas de las Mipymes nicaragüenses. Igualmente, también resulta atractiva la opción de no registrarse para no pagar, aunque esta decisión no contempla las oportunidades perdidas al no registrarse (acceso a un mayor número de programas de financiamiento y de capacitación, mayor asistencia técnica, etc.)

Incentivos para la formalización



Desde hace algunos años se vienen registrando avances en el país para promover la formalización del comercio por medio de incentivos. Entre estos se destaca la implementación a finales del 2003 de la Ventanilla Única de Inversiones (VUI) y el régimen de cuota fija, acordado en el 2008 entre la Dirección General de Ingresos (DGI), el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC), y el Instituto Nicaragüense de la Pequeña y Mediana Empresa (INPYME), en el convenio de cooperación técnica para la formalización de la pymes.
La VUI es un sistema para promover la formalización por medio del incentivo de la agilización de trámites, ya que concentra en un solo lugar todas las entidades necesarias para la apertura de una empresa: delegaciones del Registro Público, Alcaldía y DGI; reduciendo así el número de viajes y trámites en las diferentes entidades.

Con el mismo propósito pero con otro enfoque, el régimen de cuota fija pretende integrar a las Mipymes al mercado formal utilizando incentivos fiscales, cobrándole 75 córdobas al mes durante año y medio a los micro empresarios, y 75 córdobas, pero por un año, a los pequeños empresarios.

Según el Ministro Orlando Solórzano, en seis años de operación –desde septiembre del 2003 a la fecha-- la VUI ha permitido la formalización de 3.185 empresas, la mayoría de las cuales en calidad de sociedad mercantil, teniendo al contrario un efecto mucho menor en el impulso de registros en calidad de comerciante individual (persona natural).

A pesar del gran número de registros que ha logrado la VUI desde sus inicios, el ritmo de registros por esta vía ha venido experimentando una caída desde el 2006, siendo según datos del MIFIC las empresas (tanto sociedades como individuales) con capital extranjero o mixto las que muestran mayor disminución en el ritmo de registros.

Propuesta con perspectiva asiática



El apoyo a las Mipymes en Latinoamérica ha estado habitualmente basado en incentivos para la formalización por medio de alicientes fiscales y de trámites. En cambio algunos países de Asia, quienes usaron a las Mipymes como columna vertebral para el crecimiento, se enfocaron en la formalización hasta después de que estas se solidificaran.
Países como Taiwán introdujeron soluciones dinámicas, específicas para sus Pymes, basadas en una combinación de leyes, incubadoras empresariales y programas de integración a cadenas de valor y de transferencia tecnológica. Estas medidas ayudaron a impulsar la transformación del Producto Nacional Bruto (PNB) per cápita taiwanés de 196 dólares en 1952 a 15.659 dólares en el 2005.
Según el titular del MIFIC, Orlando Solórzano, la razón por la cual la mayoría de las Miypmes no se formalizan en Nicaragua es por falta de conocimiento de los beneficios del registro y sus procedimientos. Utilizando a Taiwán como inspiración, una iniciativa dinámica para Nicaragua sería impulsar, por medio de una mayor armonización del apoyo hacia las Mipymes, campañas nacionales de información sobre las facilidades existentes de registro y sus beneficios, al igual que una iniciativa que permita a las Mipymes registrarse sin pago alguno o por un monto simbólico.
De este modo las Mipymes informales conocerían los beneficios de la VUI y obtendrían los beneficios del registro sin tener que hacer ningún pago. Con esto se tendría algún registro de las Mipymes, y se podría usar el régimen de cuota fija para incorporarlas al sistema tributario una vez que estas se hayan solidificado, mitigando así la inversión hecha por el Estado.
Este proceso se enfocaría en registrar a las empresas, pero preocupándose más por el crecimiento de las mismas, aumentando así las probabilidades para que en el futuro contribuyan al sistema tributario y a la vez fomentar la colaboración en el apoyo a las Mipymes.

Visión de futuro



Aunque en Latinoamérica las Mipymes no tengan las facilidades que tienen en Asia, en los últimos años Nicaragua ha mostrado mayor preocupación por ellas.
Ahora queda por ver si los incentivos existentes ayudarán a completar el rompecabezas del desarrollo de las Mipymes, atendiendo si estos le bastarán al micro y pequeño empresario para hacer la inversión de registrarse. De no ser así, habría que buscar otros modelos como guía, y tomando nota de la evolución de Asia, se podrían buscar precisamente en esas latitudes.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado