7 de September de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAlejandra Mora

Con el lema “No agguantarás el deseo de probarlo”, la empresa Aggú ha incursionado en el mercado local, ofreciendo un pequeño portafolio de colados infantiles, 100% naturales, 100% saludables y, sobre todo, 100% nicaragüenses. Sus sabores son: piña, frutas mixtas, banano con naranja y; papaya con naranja, en presentaciones de 8 onzas.

Al frente de esta pequeña empresa de alimentos está Olga Rodriguez, graduada en Ingeniería Química de la Universidad de Ingeniería (UNI).Seis años atrás, esta profesional emprendedora decidió aceptar una propuesta que cambiaría su vida: desarrollar un proyecto de colados infantiles que ofrecía la UNI en su cartera de proyectos. Al cabo de cinco meses trabajando y experimentando, nació AGGÚ.

La empresa comenzó a dar sus primeros pasos al concursar en el PAE (Programa de Apoyo a la Empresa), impulsado por la UNI, donde clasificaron para recibir un curso acerca de cómo formar una empresa. Luego trabajaron en el financiamiento, el cual consiguieron al ganar un concurso impulsado por el mismo programa y a través de un banco capitalino.

Posteriormente, en el 2007, el nuevo socio de Olga realizó una inversión en la empresa y lograron construir un espacio para producir, ya que anteriormente dependían del laboratorio de la UNI. Seguidamente compraron equipos e iniciaron el proceso de legalización. La producción mensual suma alrededor de 1.200 frascos, de los cuales el 30% son utilizados en degustaciones y 70% son vendidos en los diferentes puntos de venta en la capital.

Cuadro 1

El PAE de la Universidad de Ingeniería y Agora Partnerships (una ONG que apoya a la pequeña empresa) han sido el mayor apoyo para AGGÚ.

El camino hasta hoy



La producción se realiza los fines de semana y por las noches, porque todos los integrantes de la empresa tienen trabajos fijos durante la semana, pero esperan algún día posicionarse lo suficiente en el mercado como para poder dedicarse únicamente a su empresa.

El camino ha sido muy difícil, la falta de financiamiento y asesoría en aspectos de comercialización, publicidad y registro comercial, han representado grandes obstáculos para la empresa, sin embargo continúan adelante, porque “lo de ser emprendedor, cuando lo tomás como una filosofía de vida, aunque hayan 500 obstáculos, uno continúa en el camino porque tiene la convicción”, refiere Olga.

En el 2008, después de cinco años, finalmente lograron introducir el producto en 60 pulperías, los supermercados La Unión y algunas tiendas especializadas. En los próximos años, la empresa planea crecer en todos los aspectos: en clientela para ampliar su mercado y en personal para ampliar su capacidad productiva.

En los últimos meses una marca de licuados infantiles costarricense ingresó al mercado nicaragüense, con el mismo nombre de AGGÚ pero con una G. “Estamos en negociaciones con ellos, porque según la ley, deben salir del mercado ya que nosotros estábamos primero y nuestramarca está debidamente registrada”, nos cuenta Olga.
Aggú es un producto dirigido a niños, jóvenes y adultos y que contiene un alto nivel nutricional por ser un producto 100% Natural, libre de preservantes, colorantes y saborizantes artificiales.

Cuadro 2
Los colados son 100% naturales, sin preservantes y se fabrican en diferentes sabores: piña, frutas mixtas, banano con naranja y papaya con naranja. El proceso de elaboración es artesanal y semi-industrial.La producción mensual de los colados es de 1,200 frascos, de los cuales el 30% son utilizados en degustaciones y 70% son vendidos en los diferentes puntos de venta. Cada frasco de 8 onzas tiene un precio de C$20.

AGGÚ cuenta con una nutricionista que se encarga de aclarar dudas acerca de nutrición infantil por medio de la página web de la empresa (www.aggu.com.ni) y en la formulación de nuevos sabores, para mantener un alto nivel vitamínico y nutricional.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado