5 de October de 2009 - Managua, Nicaragua


FELABAN
¿Podrá el mundo aprender alguna lección del sistema bancario latinoamericano? Ésta pregunta le fue realizada a Augusto de la Torre, director de economía para Latinoamérica y el Caribe del Banco Mundial, después de su presentación en la Conferencia de las Américas realizada en Miami la semana pasada. “Latinoamérica puede y debe participar en la discusión mundial sobre las lecciones aplicables al sector financiero global con base en su propio desarrollo y en las lecciones aprendidas de su propia experiencia”, señaló de la Torre. “Ésta solidez trae a Latinoamérica buenas oportunidades de inversiones extranjeras; la región se ha vuelto mucho más atractiva”.

De la Torre no es el primer miembro del Banco Mundial en resaltar la fuerza de Latinoamérica a pesar de la crisis económica global. En una junta reciente en la región, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick señaló que está particularmente impresionado con la forma en la que las más grandes economías latinoamericanas han manejado el impacto de la confusión financiera global. "La crisis encontró a varios países de Latinoamérica muy bien posicionados, con presupuestos fuertes, más reservas, mejores ambientes de negocio, un manejo flexible de tasas de cambio y otras cosas como buenas redes de seguridad social”, comentó Zoellick.

La sorpresa de Zoellick se basa en el hecho de que Latinoamérica en general estaba mucho mejor preparada para enfrentar la crisis económica, a diferencia de casos pasados, cuando la región fue fuertemente afectada por los efectos colaterales. “La crisis global financiera no se originó en Latinoamérica, una región que es sólida, líquida y solvente” indica Ricardo Marino, presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), que celebrará su 43ava Asamblea Anual del 15 al 17 de noviembre de éste año en Miami, Florida. El evento, considerado como la junta de banqueros latinoamericanos más grande y prestigiada del hemisferio, espera reunir a cerca de 1,500 profesionales de este sector de casi 50 países en América, Europa y Asia.

Felaban sabe que es un momento perfecto para que se reúnan banqueros y ejecutivos financieros y discutan asuntos que afectan directamente la economía y el desarrollo de Latinoamérica y otras regiones. Casi dos meses antes del evento, 900 bancos ya se habían registrado para asistir. “Estoy muy optimista y espero que se restaure la confianza para que los créditos internacionales se reactiven y las empresas continúen su flujo. Estas juntas son ideales para negociar lineamientos”, señaló Marino en una reciente entrevista para los medios brasileños.

Marino asegura que la junta será un buen termómetro de la atmósfera del mercado. Cree que el buen desempeño de los bancos latinoamericanos durante la crisis realmente ayudará a alcanzar las necesidades globales para crédito internacional y financiamiento comercial.

Durante la parte más álgida de la crisis, los bancos latinoamericanos perdieron menos valor en el mercado que las grandes instituciones internacionales. El valor del mercado de Citigroup decreció un 92% en 2008 con respecto al 2006; el valor del mercado de Bank of America cayó un 84%, y el de Deutsche Bank 77%. Durante el mismo periodo la capitalización de crédito de Itaú Unibanco descendió en un 31%; el Banco de Chile, 20%; el Banco de Crédito un 5%, y Bancolombia subió un 3%, según un estudio realizado por l McKinsey.

En la opinión del presidente de Florida International Bankers Association (FIBA) y vicepresidente senior para Latinoamérica de Wells Fargo Bank, John Rodríguez, Latinoamérica se encuentra ahora en una situación privilegiada no solamente para sortear los efectos de la crisis, sino para aprovecharlos.

Los números confirman lo dicho por Rodríguez: Una encuesta realizada por la compañía brasileña Valor Data con base en la información proporcionada por Economática, muestra que el valor del mercado de los bancos latinoamericanos aumentó un 23.8% entre finales de agosto, no mucho antes del arrebato de la crisis internacional, y el jueves pasado. Los bancos latinos también estaban mejor posicionados en términos de rentabilidad, comparados con los bancos norteamericanos, quienes incurrieron en pérdidas. El promedio de retorno de los bancos de la región fue del 15.6%, encabezado por el 27.7% de los bancos peruanos, el 16.9% en los bancos chilenos y el 15.1% de los bancos brasileños.

Eduardo Lora, economista en el Banco Interamericano de Desarrollo, ofreció recientemente números que señalan el clima de mejora para Latinoamérica. De acuerdo con Lora, las reservas extranjeras se más que duplicaron de USD $160 mil millones en el 2003 a USD $430 mil millones para finales del 2008, y el total de la deuda pública así como el porcentaje del producto interno bruto de la séptima economía más grande de la región, bajó del 52% en 2003 al 27% en 2008.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado