8 de octubre de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoTania Díaz Rivas

Beneficiará a sectores laborales que no han sido históricamente sujetos de créditos hipotecarios

El sector de la construcción de viviendas nuevas, que ha permanecido en estado recesivo en los últimos meses, está depositando sus esperanzas de reactivación y crecimiento en los nuevos proyectos de vivienda de interés social, al amparo de una Ley especial que entró en vigencia en septiembre y fondos disponibles del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

La Asamblea Nacional aprobó en marzo la Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Viviendas de Interés Social, la cual entrará en vigencia en septiembre del presente año y que se considera ayudará a mitigar el déficit habitacional, que es aproximadamente de medio millón de viviendas.

Se prevé que con la ejecución de esta ley, disminuirán los trámites burocráticos para los urbanizadores y permita por ende, la dinamización del sector construcción, que en los últimos meses ha presentado una fuerte desaceleración sectorial.

Según datos del Banco Central, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), muestra que en el último mes del 2008 el sector tuvo una caída del 1,7% en diciembre, del 3,8% en enero, del 4,7% en febrero, 7,2% en marzo, 11,5% en abril y en mayo 13,9%, originada principalmente por el comportamiento de los precios de materiales de construcción, luego por la profundización de la crisis mundial y; la crisis política que ha generado incertidumbre, lo cual ha reducido las fuentes de financiamiento hacia este sector.

Foto


Vivienda de interés Social



La Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Viviendas de Interés Social fomenta y promueve la construcción de viviendas sociales, cuyos costos sean menores a los US$20.000 tanto para el área urbana como rural, siendo la autoridad responsable de su cumplimiento el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR).

Igualmente ofrece la creación de la Ventanilla Única, para gestionar los permisos de construcción, lo que permitirá que los proyectos y permisos de construcción estén aprobados en un tiempo no mayor de tres meses. Extraoficialmente se estima que en la actualidad hay proyectos urbanísticos que pueden retrasarse hasta por 18 meses, mientras completan todos los procedimientos burocráticos.

De igual manera, contempla subsidios para viviendas menores a los 20 mil dólares y la creación del fondo de hipotecas aseguradas, lo que les facilitará a las familias de escasos recursos contar con un crédito hipotecario.

Asimismo, esta ley establece la creación de un Banco Nacional de Tierras, que se integrará tomando en cuenta los planes de desarrollo urbanísticos de cada gobierno local, lo cual será para uso exclusivo de vivienda de interés social y que forma parte integrante del patrimonio del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, INVUR.

Además, la ley establece que para crear el Banco de tierras, los gobiernos locales y regionales podrán entablar juicios en contra de todas aquellas personas que tengan muchos años sin pagar los debidos impuestos por sus propiedades.


Recuadro 1

¿Qué es la Vivienda de Interés Social?



Según el arto # 6 de la ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de interés Social, la define como: aquella construcción habitacional con un mínimo de espacio habitable de 36 metros cuadrados y un máximo de hasta 60 metros cuadrados, con servicios básicos cuyo valor de construcción no exceda de veinte mil dólares. Es de carácter inembargable.

Ventanilla Única



Dicha ley establece la apertura de una ventanilla única, para los gobiernos locales de los municipios con más de 20,000 habitantes y funcionará de forma exclusiva para la tramitación y otorgamiento de los permisos para realización de programas y proyectos habitacionales, cuyo objetivo fundamental sea la producción y construcción de viviendas.

Con esta medida se busca una atención inmediata para abaratar la construcción de viviendas y permitirá al inversionista hacer todos los trámites de construcción en un mismo lugar en un tiempo no mayor de tres meses, ya sea para la construcción de viviendas de interés social o centro comercial.

INSS facilita fondos millonarios



Actualmente, la ley cuenta solamente con fondos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) por US$ 30 millones para viviendas sociales, sin embargo este monto es insuficiente para reactivar totalmente al sector construcción, ya que para eso se estima que se requieren alrededor de US$150 millones.

De igual manera, los bancos canalizan fondos externos y propios para la construcción de viviendas sociales y viviendas no sociales, entre los 10 y 20 millones de dólares.

Expectativas de las urbanizadoras



Las urbanizadoras confían que con la entrada en vigencia de esta ley y de su reglamento, se dinamizará el sector de la contrucción de viviendas, debido a que generará confianza a los inversionistas al disponer de un marco legal, donde se establece un ente regulador, que es el INVUR. Igualmente prevén que esta ley beneficie a miles de familias pobres, que no han podido hasta ahora ser sujetos de préstamos hipotecarios.

Por otro lado, hay que tener presente que debido al recorte del Presupuesto General de la República, aproximadamente dejarán de ejecutarse 40 proyectos de infraestructura social, donde los mayores perjudicados son las familias de escasos recursos que no cuentan con fondos, ni créditos para obtener una vivienda con las condiciones básica. Por lo que es necesario priorizar el Plan de Vivienda social y; que la Superintendencia de Bancos flexibilice la Normativa sobre Gestión de Riesgo Crediticio.

mostrar comentarios [1]

Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado