8 de October de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoTania Díaz Rivas



América Latina presenta los niveles más altos de desigualdad en la distribución del ingreso a nivel mundial. El ingreso per cápita del 10% más rico supera, en muchos países, en casi 20 veces o más del 40% al del más pobre. La rigidez en esta estructura de distribución del ingreso disminuye la posibilidad de facilitar la consecución de la meta de pobreza, a través de mejoras en la distribución del ingreso.

Asimismo, en las naciones industrializadas el 10% de las personas más ricas reciben 29,1%, mientras que el 10% de personas más pobres recibe 2,5%.

Ante esta creciente problemática, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó un estudio sobre el fenómeno de la desigualdad de los ingresos en ocho países de la región, incluyendo Nicaragua, en el que se formulan también algunas recomendaciones.

El informe estudia las principales determinantes que afectan los niveles de desigualdad de ingreso en ocho países de América Latina: Argentina (zonas urbanas), Bolivia, Brasil, Chile, México, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela.

Para medir la desigualdad del ingreso en América Latina se utilizó el Índice de Gini (es un número entre 0 y 1), en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad.

¿Desigualdad está disminuyendo?



De acuerdo al estudio, los países de América Latina históricamente han presentado un elevado nivel de desigualdad de ingresos. No obstante, su evolución a lo largo de la década de 1990 no ha sido homogénea entre los países, incrementándose en promedio en los países sudamericanos y permaneciendo estable en los países de América Central y el Caribe.

En la década de los 90, la desigualdad en América Latina y el Caribe fue superior en 10 puntos respecto de Asia; en 17,5 puntos respecto de los 30 países de la OCDE y; en 20,4 puntos respecto de Europa Oriental.

Foto


A inicios del año 2000, destacaron Argentina (zonas urbanas), Bolivia y; República Dominicana por el fuerte incremento de la desigualdad que supera 5 puntos porcentuales del Gini, al igual que Venezuela (-5,2%) y Nicaragua (-11,4 %).

Al considerar el período mediados del 2000, se verifica una fuerte caída de la desigualdad en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y México, alcanzando cambios porcentuales del índice de Gini que se ubican en el rango de 5% y 6,5%. En el resto de los países, se observa un incremento de la desigualdad en este período, que es particularmente importante para el caso de Nicaragua.

Los bajos niveles de ingreso y la creciente desigualdad en América Latina, no solamente genera repercusiones en el bienestar y estabilidad social, sino también en las economías de estos países. Es así que los hogares con menores ingresos pueden exhibir menores ingresos niveles de inversión, por lo que el alto nivel de desigualdad tiene costos considerables: aumenta los niveles de pobreza y; disminuye el impacto del desarrollo económico destinado a reducirla.

También es probable que perjudique el crecimiento económico agregado, en especial cuando se asocia a la falta de equidad en el acceso al crédito y; a la educación.

Soluciones para reducirla



Para que exista mayor equidad en América Latina, es necesario que se emprendan reformas sociales y económicas, para mejorar el acceso de las mayorías a los servicios y bienes básicos, además de fortalecer los derechos de propiedad.

De igual manera, en el estudio del PNUD se propone que los sistemas tributarios sean progresivos, donde los que perciben mayores ingresos asuman la mayor carga tributaria.

También plantean que se debe asegurar que las instituciones y las políticas económicas y sociales procuren mayor equidad y eficacia, a través de una sólida gestión macroeconómica.

Los autores del documento llaman a que los gobiernos de la región se enfoquen en establecer políticas fiscales para combatir las causas que hacen que la desigualdad se esté perpetuando en la región, así como la distribución de la renta y utilizar los recursos públicos eficientemente en reducir la pobreza.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado