9 de octubre de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoJavier Santiso *

En los últimos años las remesas han cobrado una importancia cada vez mayor en muchos países de América latina. El volumen de los flujos se disparó al alza, pero la crisis global ha comenzado a ralentizar durante los últimos meses los envíos de dinero que los emigrantes hacen a sus países de origen.

De hecho, en su último informe sobre remesas publicado en agosto de 2009, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anticipa que en el 2009 la caída podría afectar a casi unos 4 millones de personas en toda América Latina. Las remesas hacia la región caerán un 11% con respecto al año anterior, para situarse en US$62.000 millones.

Esta cifra no deja de ser una cifra muy respetable. Como en años pasados, el volumen de las remesas seguirá siendo todavía muy comparable a los flujos de inversión extranjera directa. De hecho, las remesas tienden a caer menos que éstos y se muestran, en todo caso, menos volátiles que otros flujos de capitales, incluidos los flujos de inversión directa o los flujos de cartera.

No deja de llamar la atención, sin embargo, la orientación a la baja. En el primer semestre del 2009, según el Banco Mundial, las remesas cayeron un 7 por ciento en República Dominicana, un 10 por ciento en El Salvador y otro 10 por ciento en Guatemala. En México las remesas sumaron poco más de 11 mil millones de dólares durante el mismo período, lo que significó una reducción anual de casi el 12 por ciento.

En algunos casos cabe matizar la naturaleza de este descenso, ya que los efectos del tipo de cambio limitan la reducción real. Por ejemplo, si bien las remesas están experimentado un bajón nominal significativo en México, la depreciación del tipo de cambio del peso contra el dólar compensa las menores cantidades de dinero enviadas.

El problema afecta más bien a aquellos que han perdido sus empleos en Estados Unidos y han dejado de enviar remesas. El análisis de los efectos de este patrón merece una mayor atención y un análisis más detallado; las estadísticas suelen ser demasiado áridas y no capturan realidades individuales que pueden ser dramáticamente diferentes. En México, por ejemplo, los Estados de la federación no se están viendo afectados de la misma manera: en Chiapas y Tabasco las variaciones anuales alcanzaron el 25 por ciento durante el primer semestre del 2009 en comparación al mismo período de 2008, mientras en Colima todavía registraban un aumento del 1,6 por ciento y estados como Baja California o Nayarit los descensos eran inferiores al 6 por ciento.

Los datos de los envíos desde España, junto con Estados Unidos el principal país de emisión de remesas hacia América latina, arrojan alguna luz sobre lo que está ocurriendo. La crisis en España golpea especialmente a los inmigrantes, muchos de ellos empleados en los sectores de la construcción. En promedio, el total de remesas enviadas desde España hacia los diferentes países receptores ha disminuido algo más del 7 por ciento entre 2007 y 2008.

Más allá de las consecuencias económicas y financieras de las remesas, hay otro efecto importante que merece una consideración especial: el impacto de las remesas sobre las democracias en América Latina. Académicos como Glen Biglaiser y Karl DeRouen han demostrado que las remesas tienden a dirigirse más hacia estados democráticos que autoritarios. Otros analistas, como Tobias Pfutze, concluyen que los inmigrantes han sido agentes de difusión democrática, en particular en el caso de México antes de la transición política del año 2000, donde las remesas incrementaron significativamente la probabilidad de victoria de los partidos de oposición.

La relación entre remesas y democracias invita sin duda a más análisis y estudios. Sin embargo, lo que está claro es que la reducción nominal y real de estos flujos hace más vulnerables a los segmentos de población más pobres del continente y amenaza con potenciar el descontento social y político.

(Tomado de Infolatam)


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado