16 de November de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAlejandra Mora

* Recaudaciones vienen a la baja en la región, con mayor celeridad en Nicaragua

Los impuestos o tributos obligatorios destinados a cubrir el gasto público, no generan contraprestación o beneficio especial directo e inmediato para las personas físicas y morales que los pagan. En muchos países del mundo, los ciudadanos cancelan sus impuestos y como contrapartida, el gobierno los administra de manera que la educación y salud sean gratuitas o muy baratas, el transporte eficiente y la calidad de vida, lo suficientemente alta. En el caso de Nicaragua dicho beneficio muchas veces es inexistente y no parecen reflejarse ni en el sistema educativo, ni en los servicios públicos, de salud, transporte, etc.

Según funcionarios gubernamentales, el principal problema que tiene el sistema tributario de Nicaragua es que se encuentra concentrado en pocas personas y además de eso, tiene una gran base exenta. Por otro lado, argumentan que también es regresivo, es decir que la mayor parte de las recaudaciones lo constituyen los importes de los impuestos indirectos (IVA, ISC) por sobre las recaudaciones correspondientes al IR. Esto significa que los impuestos que son los mismos para todos sin importar el nivel de ingreso (IVA, ISC), son el sostén del Estado por encima del Impuesto sobre la Renta, que se supone grava a cada quien según sus posibilidades.

Recaudaciones a la baja



La crisis económica que vive el mundo entero se refleja en la mayoría de indicadores económicos y los niveles de recaudación tributaria no son una excepción. Según datos del Observatorio Fiscal del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, al mes de abril del presente año, la recaudación en Nicaragua había caído en 13,6% con respecto al mismo periodo del 2008. Otros países comoEl Salvador, Guatemala y Costa Rica muestran disminuciones del 17,7%, 18,1% y 15,2%, respectivamente.
El balance del gobierno central, formado por los ingresos (en su mayoría impuestos) menos los gastos, al primer semestre del 2009, muestra un déficit de -718.3 millones de córdobas después de donaciones y -1.841.70 millones de córdobas antes de donaciones. El recorte de la cooperación externa y los efectos de la crisis económica han provocado dicho déficit.

En total, la recaudación se ha caído en más de 3.500 millones de córdobas y se prevé esa brecha aumente en 1.500 millones de córdobas adicionales en lo que resta del año.

CUADRO 1
Oscuro panorama

Según proyecciones del FUNIDES, para el 2009, el PIB podrá caer entre 2% al 3,5%, y para el 2010, entre 1% y 2%. Por otro lado, la inversión privada ha bajado aun más en estos últimos meses, también el gasto público, y en general, la actividad económica ha mostrado una tendencia descendiente desde abril del año pasado.

Un agrietado presupuesto



Ante la disminución de recursos disponibles, el déficit fiscal se ha ampliado enormemente, lo que ha forzado al gobierno a realizar hasta la fecha tres reformas presupuestarias a la baja, dado que el corte de la ayuda internacional, sumada a la reducción de las recaudaciones fruto de la crisis económica, no les han dejado otra opción.

El primero de abril del presente año, la Asamblea Nacional aprobó el Presupuesto General de la República por un monto de C$32.522 millones. Después de tres recortes, el PGR anda por el orden de los 22.984.4 millones de córdobas, casi C$10.000 millones menos.
Es importante recordar que los ingresos tributarios juegan un papel primordial en el financiamiento de los presupuestos, por lo que la caída en los mismos provocará un vacío en el financiamiento que será necesario llenar incurriendo en más endeudamiento interno y externo o reduciendo el presupuesto de egresos.

Para este año, según cifras del Observatorio Fiscal, en Guatemala y El Salvador se proyectó que los ingresos tributarios financiarían cerca del 80% del presupuesto del gobierno central, en Costa Rica y en Nicaragua, la recaudación tributaria financiaría aproximadamente el 70%. Solamente en Panamá, los ingresos tributarios financiarían menos del 50% del presupuesto gubernamental.

Según lo proyectado por el gobierno, para el año 2010 todas las tasas de recaudación muestran una tendencia descendente, lo cual genera problemas serios para cubrir el presupuesto, además el apoyo externo al país disminuyó en US$360 millones durante el primer semestre del 2009 en relación al mismo periodo de 2008.

Foto


Primer borrador oficial



Según el experto en impuestos, Julio Francisco Báez, la propuesta del gobierno –formulada en el primer borrador-- podría afectar más a los contribuyentes por la prisa con la que fue presentada y planea ser implementada.

Según Báez, el proyecto es inviable, ya que mientras ofrece la disminución del IR empresarial de 30% al 25%, simultáneamente obsequia el confiscatorio IR mínimo del 3% sobre ingresos brutos, además expresó que es necesario trabajar el gasto presupuestario dentro de los planteamientos.

Por otro lado, argumentó que la eliminación de exoneraciones y privilegios fiscales discriminatorios en instituciones del Estado podría ser una de las alternativas para recaudar, en vez de aumentar impuestos, ya que generaría la suma de 150 millones de córdobas anuales.

De acuerdo al presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, Alvaro Fiallos, el sector agropecuario no sería el más afectado si se aprobase la propuesta de Reforma tributaria expuesta por el gobierno, ya que están protegidos por la exoneración de todos los impuestos de introducción de materia prima para producción y espera que esto continúe.

Con respecto al aumento en los impuestos de transacciones realizadas mediante la Bolsa Agropecuaria, el representante de la UNAG opinó que esto podría “dejar expuestos a los pequeños productores a transar con los intermediarios, que pagan menos que si se realiza la transacción mediante la bolsa”, por eso propuso mantener una retención del 2%, en vez del 5% y mantener las exenciones a programas, bienes y servicios dirigidos al fomento del desarrollo del sector agropecuario del país.

Según declaraciones del economista René Vallecillo, el sector agropecuario debería ser priorizado y estimulado, ya que la reforma los va a golpear severamente.

Foto


Momento inadecuado



En agosto del presente año, el gobierno hizo pública su propuesta de reforma tributaria, iniciando en primera instancia un proceso de concertación con los principales sectores económicos. La propuesta planteaba aumentar las recaudaciones hasta en 150 millones de dólares para el año 2010 (2,41% del PIB). Pero, ¿qué tan sano es realizar una reforma que implica aumentos de impuestos en tiempos tan difíciles?.

De acuerdo al economista René Vallecillo, estamos en una crisis internacional y en una crisis productiva y ambiental, no hay buenas relaciones con la cooperación internacional, estos tres eventos crean un entorno no adecuado para hacer una reforma tributaria.

Según el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), realizar esta reforma implicaría aumentos en los impuestos al sector asalariado y a las empresas, y en momentos de recesión económica puede empeorar la situación, por eso su contrapropuesta descarta algunos de los aspectos presentados, como el pago adelantado por IR del 3% sobre ingresos brutos, que según el COSEP podría llevar a la quiebra a varias empresas.

En total, las recomendaciones de los representantes de la empresa privada suman una recaudación del 1% del PIB, en vez del 2,41% al que apuesta el gobierno, considerando que es un porcentaje más realista y menos traumático para la economía del país.

El sector agropecuario no está atravesando momentos fáciles, la sequía provocada por el fenómeno de El Niño puede tener serias consecuencias en los próximos meses, y según declaraciones de la Federación de Ganaderos de Nicaragua, por las razones anteriores, la reforma no es conveniente en este momento.

La disminución en cooperación externa, como consecuencia de la crisis política e institucional generada a partir de los cuestionados resultados en las elecciones municipales, no han dejado al gobierno con otra opción que impulsar la reforma tributaria, ya que las otras vías para cubrir el presupuesto implicarían endeudamiento, ya sea interno o externo, lo cual hundiría al país aún más en esta eterna crisis económica.

AL CIERRE
Gobierno introduce ley de reforma tributaria



El pasado 15 de octubre, el Gobierno introdujo a la Asamblea Nacional un proyecto de ley de reforma tributaria, del cual no se conocen detalles de forma oficial. Según versiones periodísticas, el proyecto oficial pretende recaudar en 2010 el equivalente al 1,48% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que equivaldría a unos C$1.729 millones. Faltan mayores detalles.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), por su parte, se había pronunciado por una reforma que no sobrepasara la recaudación del 1% del PIB y que se basara más en la ampliación de la base de contribuyentes, en lugar de recargar a los que ya tributan.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado