16 de November de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoRoberto Fonseca

Entrevista con el Ing. Sergio Sánchez, Coordinador del componente Forestal, del Proyecto Alianza Nicaragüense de Turismo, Agricultura y Silvicultura, ejecutado por Rainforest Alliance Inc.

Las primeras reacciones, análisis y valoraciones, sobre los resultados del Inventario Nacional Forestal (INF) 2007-2008 provienen del Ing. Sergio Sánchez, Coordinador del componente Forestal, del Proyecto Alianza Nicaragüense de Turismo, Agricultura y Silvicultura, ejecutado por Rainforest Alliance con Fondos USAID. También fuenge como Coordinador del programa TREES para Nicaragua, de Rainforest Alliance. Aquí sus impresiones.

¿Cuál es la lectura final del Inventario Forestal?, ¿está disminuyendo el área boscosa en Nicaragua, en comparación a estudios anteriores?, ¿cuál es el grado de deterioro a nivel nacional?

De manera general se pude decir que hay una reducción de los bosques naturales, con importantes recuperaciones de vegetación arbórea en las fincas, lo cual viene a inducir en lo general a una recuperación de las masas con cobertura forestal, donde empieza a verse una mayor participación de lo que denominan en el documento “árboles fuera del bosque”, es decir en las fincas agropecuarias.
La extensión del bosque se estima en 25,0% del territorio nacional, lo que equivale a unas 3.254.145 de hectáreas; de éstas, el 98% de la superficie (unas 3.180.466 ha) son de bosque natural y sólo el 2% corresponde a bosque de plantaciones forestales (73.679 ha). En mi opinión, los bosques compactos están en un proceso de fragmentación con una tendencia a la reducción.

¿En qué porcentaje ha avanzado la frontera agrícola y las tierras orientadas a actividades agropecuarias?

Según el estudio, para los efectos de conocer el grado de avance de la frontera agrícola, recomienda usar el índice de unas 70.000 hectáreas por año.

¿En qué regiones o departamentos del país es más grave el deterioro del área boscosa?

Esto depende del enfoque con que se quiera abordar, pero, evidentemente que la región más afectada por el deterioro corresponde en primer lugar al bosque de la Región del Pacífico (León, Chinandega, Managua, Masaya, Carazo, Granada, Rivas), luego le sigue la parte Central del país (Boaco, parte sur de Matagalpa) y; Central Norte de Nicaragua (Madriz, Estelí, Nueva Segovia).
Se registra un alto deterioro sobre todo en el Pacífico, donde hace más de 60 años se ha deforestado los ecosistemas forestales y donde la actividad humana, monocultivos (caña, algodón y café), el desarrollo de asentamientos humanos, infraestructuras y otras, sustituyeron en mayor o menor grado la cobertura y en otras, la eliminaron para siempre.
El otro asunto es que la región del Caribe se encuentra ahora sometida a una gran presión para la conversión de uso de suelos con bosques, bajo la agricultura de subsistencia y la ganadería extensiva, siendo esto más notorio por ser un fenómeno que está en marcha, destruyendo más evidentemente los bosques.

¿Cuál es la situación de las áreas protegidas?

En las áreas protegidas como el Cerro Silva, Cerro Wawashang y Punta Gorda, se observa la presencia de cultivos y ganadería; por su parte, en la reserva de Indio Maíz, en la parte suroeste, hay presencia de cultivos y en la franja costera inmediata, hay presencia de ganadería.
Por otro lado, en la zona de amortiguamiento de la reserva de Bosawas, hay una fuerte presión sobre el bosque con la introducción de ganadería en la mayoría de los casos, y cultivos. Dentro de la reserva de Bosawas, hay presencia de cultivos de las comunidades mayangnas y miskitas.
En la cordillera de Dipilto y Jalapa, hay presencia de cultivos y ganadería; en el complejo volcánico de San Cristóbal en la parte norte, hay presencia de ganadería; en el complejo volcánico Telica, hay presencia de cultivos; en Makantaka, hay presencia de ganadería y cultivos; en el área de amortiguamiento de Miraflor-Moropotente, hay presencia de ganadería y de cultivos; en el área de amortiguamiento del Tisey-Estanzuela, hay presencia de ganadería y cultivos; en el área de amortiguamiento de Yukul, hay presencia de ganadería y cultivos.
Las estimaciones realizadas por el INF indican que se ha perdido aproximadamente el 48% de cobertura de bosque en las áreas protegidas, además existe presencia de cultivos anuales y ganadería extensiva con árboles, especialmente en Wawashan, Cerro Silva, el área de amortiguamiento de Bosawas y en menor escala en la reserva Indio Maíz y otras reservas localizadas en el Pacífico y Centro del país.
La información de campo recopilada por el INF refleja que las áreas protegidas ascienden a unas 2.018.390 ha y que, de ellas, 992.390 ha son áreas de bosque natural y las restantes 1.026.000 ha se localizan en área fuera del bosque.
La estimación realizada por el INF indica que se ha perdido aproximadamente el 48% de cobertura de bosque en las áreas protegidas, además existe cultivos anuales y ganadería extensiva con árboles, especialmente en Wawashan, Cerro Silva, el área de amortiguamiento de BOSAWAS y en menor escala, en la reserva Indio Maiz y otras reservas localizadas en el Pacífico centro del país.

¿Cuáles son los mayores peligros, las mayores amenazas del bosque?

Este asunto lo vamos a enfocar en dos tópicos:

a) Las causas que provocan la deforestación: históricamente las políticas agrarias han incidido en que se acentúen los procesos de deforestación, al considerar tierras valdías las que están con árboles; las prácticas de producción agrícolas (malas prácticas) que dañan el suelo, degradan los ecosistemas y contaminan; el acelerado crecimiento poblacional que presiona cada vez más los recursos naturales y de manera especial los forestales, la falta de divulgación de los problemas derivados de cortar árboles de manera irracional, entre otros factores.

b) La amenaza que constituye afectar los ecosistemas forestales a la vida del ser humano, que provoca cambios en el microclima, vulnera los suelos, afecta la cantidad y distribución de las lluvias, y sobre todo hace más vulnerable a los humanos, al incrementar potencialmente los efectos del cambio climático mundial.

Luego de darse a conocer los resultados del Inventario Forestal, ¿cuáles serán los siguientes pasos?

En mi entender se debe de utilizar esta herramienta para lograr una buena planificación de uso de los suelos y los ecosistemas, es decir debe ser utilizado en la preparación del plan de ordenamiento forestal y territorial del uso de la tierra, a fin de que el nicaragüense pueda aprovechar de manera sostenible de los bosques, de sus bienes y servicios tangibles e intangibles y; asegurar la protección y conservación del bosque para la humanidad.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado