24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoTania Díaz, Alejandra Mora y Otto Huelva

Perspectivas económicas desde la óptica de los organismos mundiales y regionales

El panorama económico mundial y regional todavía es confuso. La crisis económica, junto con el cambio climático y otros eventos recientes de coyuntura, ha producido un escenario inédito de mayor volatilidad en la economía de la región de América Latina, cuyo impacto se ha reflejado básicamente en una menor demanda por los productos de exportación, incremento del desempleo, caídas en las remesas e inversión extranjera directa.

Al igual que todos los años, los expertos de los organismos mundiales y regionales han formulado sus previsiones sobre el comportamiento económico global y regional en 2010 y, en general, todos coinciden en que hay más oportunidades de revertir la crisis y de crecer de forma modesta. La pregunta común parece ser: ¿cuánto realmente vamos a crecer?, y las respuestas varían. No hay consenso en los números.

El Observador Económico presenta un resumen de las principales tendencias económicas del 2010, formuladas por los expertos de los organismos mundiales y regionales.

FMI: estabilidad y lenta recuperación



Según el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), después de la contracción del 1% de la actividad mundial, que se registró en el 2009, se estima que para este 2010 se producirá una expansión del 3%.

En cuanto a las perspectivas para América Latina, el FMI apunta que “las proyecciones se recortaron 1,1% en 2009, sobre todo porque la desaceleración del comercio mundial ha perjudicado a la producción mucho más de lo previsto”. Sin embargo, aclara que la región se está beneficiando del aumento de los precios de las materias primas.

Las proyecciones de crecimiento en 2010, para Latinoamérica, corresponden al 0,7%. Según las proyecciones del FMI, el retorno proyectado del crecimiento dependerá principalmente de la reactivación de la demanda interna, aunque naturalmente, una parte de este aumento se reflejará en mayores importaciones.

Los países que experimentarán una recuperación más rápida serán los exportadores de materias primas (Sudamérica, México y Trinidad y Tobago), con una media de crecimiento real de 3,5%. Se espera que la recuperación sea más lenta en los países importadores de materias primas (Centroamérica, Caribe y Uruguay), por su estrecha interdependencia con el empleo de los Estados Unidos debido al envío de remesas y el margen limitado del que disponen las autoridades de estos países para proporcionar un estímulo adicional.
Se prevé que el crecimiento medio de la región se reactive gradualmente en 2011-13, pero que éste no alcance los niveles extraordinarios que hubo del 2004-07. Se pronostica que el proceso de cierre de brechas del producto no entrañará en un período de crecimiento rápido.

En conclusión se puede decir que el crecimiento del producto potencial de América Latina y el Caribe en los próximos 5 años será un poco inferior al de los años previos a la crisis. El crecimiento potencial es menor en el corto plazo, debido a la reducida acumulación de capital.

De acuerdo con los pronósticos del FMI, los países que conforman América Central y el Caribe todavía sentirán serias afectaciones en el 2010 por el duro golpe que proporcionó la crisis a rubros importantes de la economía de esa zona, como lo son el turismo y las remesas; además la gran dependencia que guardan estos países con el petróleo podría ser un aspecto que pueda abonar a que el crecimiento no sea como el del resto de la región, la tendencia es que los precios del crudo sigan siendo volátiles y esto podría ejercer mucha presión a las economías de estas naciones.

Banco Mundial: CA y el Caribe no crecerán tanto



La gran dependencia que guardan nuestros países con el petróleo podría ser un aspecto que puede abonar a que el crecimiento no sea como el del resto de la región, la tendencia es que los precios del crudo sigan siendo volátiles y esto podría ejercer mucha presión a las economías de las naciones