24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta



Mantener los estímulos fiscales internos para impulsar la reactivación de la actividad económica y el empleo.

El Producto Interno Bruto (PIB) aumente entre 2% y 2.5% y la tasa de inflación se mantenga entre 3.5% y 5.5%.


El Consejo Monetario Centroamericano (CMCA), reunido en Managua, debatió en torno a las políticas monetaria y financiera adoptadas por los países en 2009 para enfrentar los efectos adversos de la crisis internacional sobre la actividad productiva, el empleo y la solidez y liquidez de los sistemas financieros nacionales. Concluyó, que los resultados de dichas medidas fueron favorables, en virtud de la oportunidad de las mismas y del apoyo financiero de las instituciones y organismos internacionales.

El Consejo analizó el entorno internacional que se está perfilando para 2010, donde hay indicios de la recuperación económica de los países desarrollados, pero se considera necesario mantener los estímulos fiscales internos para impulsar la reactivación de la actividad económica y el empleo. Lo anterior significa que en este año los déficits fiscales se mantendrán elevados y su financiamiento podría presionar al alza las tasas de interés. Otro tema relevante en el ámbito internacional, se refiere al momento en que la banca central deberá revertir las medidas de estímulo monetario para evitar el resurgimiento de las presiones inflacionarias y mantener la tasa de inflación baja y estable.

En el caso de la región, se espera que en 2010 se inicie la recuperación económica y se mantengan las presiones inflacionarias bajo control, estimándose que como promedio regional el Producto Interno Bruto (PIB) aumente entre 2% y 2.5% y la tasa de inflación se mantenga entre 3.5% y 5.5%. Este escenario se fundamenta en la expansión esperada de la producción de los Estados Unidos de América de 2.7%; la reactivación del comercio mundial; y que los precios de las materias primas energéticas, de los alimentos y las tasas de interés internacionales, no registren aumentos desproporcionados respecto de los observados en el último año. En ese sentido, manifestó que, ante el reciente comportamiento en los precios, aún no se justifica la reacción de la política monetaria, pero se mantendrá a la expectativa de la evolución de los factores externos e internos que generen presiones inflacionarias, a efecto de adoptar oportunamente las medidas de política monetaria que permitan anclar las expectativas a sus metas de inflación.

El Consejo considera que si bien los estímulos fiscales internos han significado un elemento importante en la recuperación económica regional, su permanencia no debe desvincularse del equilibrio presupuestario y de la sostenibilidad de la deuda pública en el mediano plazo, a efecto de no comprometer las metas de inflación establecidas por los bancos centrales.

Finalmente, el Consejo expresó una felicitación al Banco Central de Nicaragua en ocasión del 50 Aniversario de su fundación y destacó el permanente compromiso de esa importante institución con la estabilidad económica y financiera de ese país.