24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoTania Diaz, Gilda Sánchez

Entrevista con Sergio Traña, presidente de la empresa Chiles de Nicaragua, beneficiario del programa Empresas y Empleo.

* A través del programa Empresas y Empleo que financia la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la empresa Chiles de Nicaragua en el año 2010 recibió 25 mil dólares de crédito y asistencia técnica para mejorar la cadena de valor del rubro del Chile e incrementar los ingresos de los pequeños productores.

El programa Empresas y Empleo que inició en 2009 y finalizará en 2013, es uno de los proyectos más importantes de USAID a favor del desarrollo de las pequeñas y medianas empresas nicaragüenses. El programa trabaja en tres principales ejes: desarrollo empresarial, desarrollo de capacidad de comercio y clima de negocios; y desarrollo de capital humano. Las principales actividades que impulsan incluyen: promoción de la competitividad de las PYMES; la mejora de servicios para las PYMES; el apoyo a la capacidad comercial en el marco del CAFTA; la promoción de un buen clima de negocios; la capacitación de líderes; la investigación, difusión y comunicación y programas de subvenciones.

El señor Sergio Traña propietario de la empresa Chiles de Nicaragua -galardonada recientemente por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) con la nominación de Mejor Exportador- fue beneficiado con asistencia técnica para el cultivo de chile y su comercialización. Mediante la asociación de productores en toda la cadena de valor y la creación de un fondo de financiamiento para los pequeños productores a través del programa Empresas y Empleos auspiciado por USAID.

El Sr. Traña y su esposa y socia Lucía Hurtado, compartieron su experiencia con “EL OBSERVADOR ECONÓMICO EN VIVO”, con el objetivo de conocer cómo lograron desarrollar el negocio a través del Programa Empresas y Empleos, así como conocer cuales fueron las principales limitaciones encontradas en el camino hacia la competitividad.

¿Cuándo y cómo surge la empresa Chiles de Nicaragua?



La empresa fue fundada por mi esposo hace 20 años yo me inserté hace 5 años como socia. Aunque nosotros no nacimos produciendo para el mercado nacional sino directamente para el internacional, nos enfrascamos en las exportaciones a partir de 1991.

¿Cómo operaba su empresa antes de ser beneficiario del programa Empresas y Empleos de USAID?



Nosotros somos acopiadores agrícolas, tenemos ya 20 años proveyendo de masa de chile a Mcllhenny Company en los Estados Unidos que es una famosa compañía que embotella el producto Tabasco alrededor del mundo. Esta empresa se abastece de 5 proveedores en el mundo -de los cuales somos el grupo más joven, ya que el resto tienen más de 30 años de suministrar el producto a la compañía- a través de cuotas específicas. Nicaragua tiene una cuota importante.

¿Qué debilidades o limitaciones enfrentaba la empresa antes de ser beneficiada por Empresas y Empleo?



En lo único que no competíamos era en volumen y ahora (con el apoyo del programa Empresas y Empleo) estamos a la par siendo el segundo país en proveerles por volumen.

¿Qué ventajas u oportunidades tenía su empresa entonces?



Teníamos un gran reto: duplicar las exportaciones en un año gracias a que nuestro comprador tenía la necesidad -y la sigue teniendo- de una mayor cantidad de nuestra masa de chile que es calificada por nuestro comprador como de excelente calidad.

¿Cómo se convirtió en beneficiario de este programa?



Nos llamaron el año 2009 y no creíamos en realidad la llamada telefónica, fue una gran sorpresa el que nos informaron de que querían ayudarnos como empresa ancla. Inmediatamente nos pusimos en contacto con ellos (USAID), hablamos de las debilidades de la empresa, del perfil que teníamos y de los objetivos y decidieron fortalecer nuestras debilidades.

¿De qué forma convertirse en beneficiario del programa Empresas y Empleo mejoró la competitividad y desempeño de su empresa?



La ayuda nos vino en un momento muy importante porque estábamos planificando un crecimiento (de la producción), porque Mcllhenny Company nos solicitó más. Pero no teníamos el apoyo económico ni técnico en el momento -sobretodo asistencia técnica porque no hay crecimiento si no hay una asistencia apropiada- ya que una empresa pequeña enfrenta muchas limitaciones de capital de trabajo, personal administrativo y técnico.

Así mismo, tenemos que proveer a nuestros clientes con una asistencia propicia en tiempo y forma. Ellos (USAID) identificaron este problema y nos dieron la mano en fortalecer esa parte -nosotros estamos muy agradecidos-. Empresas y Empleos vino a ayudarnos a formular unos objetivos orientados a fortalecernos en varios aspectos, principalmente en asistencia técnica y capacitación. Además, recibimos algunos fondos que nos ayudaron a entrenar técnicos de campo para cubrir las zonas de producción donde tenemos el chile tabasco.

Ha sido una ayuda muy especial porque sino, no hubiéramos dado ese paso enorme en ese momento -duplicar las exportaciones en un año-. Por otro lado, los productores que están integrados en la red(de acopio) se triplicaron en un año. Ahora tenemos 212 productores y cuando iniciamos teníamos 92 productores. A la vez esto ha permitido dar asistencia técnica periódica a los productores -una vez cada semana son visitados por personal capacitado por la empresa-.

¿Qué expectativas tiene para el continuo desarrollo de su empresa, aun cuando finalice el programa de asistencia?



Uno de los objetivos es mantener el ritmo de crecimiento que estamos teniendo ahorita, creo que vamos a tener las bases suficientes para poder sostenerlo. Lo otro es mantener la calidad del producto

Estamos enfrentando otro reto: duplicar lo que hicimos el año pasado. Queremos dar un salto de 2.2 millones a 5 millones de libras (de masa de chile). Afortunadamente hemos aplicado a una segunda fase con el programa.
¿Cuáles son las nuevas dificultades surgidas con el nuevo escenario?
Se vencieron las dificultades (anteriores a ser beneficiados por Empresas y Empleo) pero con el crecimiento surgieron otras: Ahora necesitamos más sembradores de chile a nivel nacional, sobretodo en la zona del pacifico donde hemos experimentado estos últimos dos años nuestro producto y vemos que nos ha dado muy buenos resultados y nos queda cerca a uno de los puntos de acopio mas importantes de nuestra empresa.

Necesitamos más divulgación, creemos que el programa Empresas y Empleo nos puede ayudar mucho en darnos a conocer a nivel nacional.

Tenemos que desarrollar la parte de asociatividad, buscar como los productores puedan obtener capital de trabajo con las instituciones financieras -lamentablemente en Nicaragua los bancos se han enfrascado en prestar atención nada mas al área comercial y la agricultura ha quedado un poco relegada-.

Nosotros como empresa informamos a los bancos que hay un lugar en el mercado internacional para nuestro producto y que (los productores) van a obtener la asistencia adecuada para tener buenos rendimientos y poder pagarle al banco.

¿Cuáles son los requerimientosque los productores deben de cumplir para venderles a ustedes?



Uno de los requisitos indispensables es que la finca tenga sistema de riego. El sistema que usualmente emplean los agricultores de hortalizas es con la lluvia; pero nosotros insistimos en que tengan sistemas de riego por que la producción se extiende hasta 210 días calendario. Otro es que las fincas sean accesibles. Y que estén dispuestos a aceptar la asistencia técnica. Ahorita solo aceptamos solicitudes de la región del pacifico ya que el régimen de lluvia es menos severo que en las zonas nortes y todo agricultor prefiere un ritmo de lluvia más controlado.

¿Cuáles son las recomendaciones que usted daría a todas aquellas personas que están pensando en tener un negocio?



Es fundamental poner todo trabajo en las manos de Dios, luego la familia. Después viene el trabajo y el servicio. Lo otro no esperar a que “le caiga el pan en la mano” sino irlo es buscar; es importante que estemos animados en buscar esos retos y vencerlos.