24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


Foto
Entrevista con Chris Berry, creador de Piedras y Olas y co-fundador de la Fundación Brugger

Chris Berry es un inversionista estadounidense y un inversionista nicaragüense a la vez, ya que se nacionalizó años atrás y se siente muy nicaragüense. Tanto que comparte el gusto por hablar de política (y curiosamente, se dirige a las personalidades políticas por su primer nombre).

Sorprendentemente también, es un empresario turístico que no se emociona con los paquetes de incentivos que se han puesto de moda en las últimas administraciones. El Observador Económico tuvo el privilegio de conversar con este empresario nica-extranjero, digno de ser imitado.

¿Cómo ve las oportunidades de su modelo turístico con un nuevo gobierno sandinista?
Este gobierno no sólo se sentirá atraído por este modelo, sino que también lo empezará exigir y demandar no sólo en el sector turístico. Jean [su socia y fundadora de la fundación Brugger] y yo arribamos a Nicaragua con ciertas inclinaciones sandinistas [finales de los 80s]. De alguna manera compartimos la visión y hemos tomado como nuestra esta opción de gobierno. Yo espero con todo mi corazón que este gobierno haya aprendido del pasado y sepa cómo utilizar mejor el ambiente de inversión que ha encontrado.

¿No se pone nervioso?
No. En lo más mínimo. Yo sé que Daniel [Ortega] no está enamorado de los inversionistas porque no quiere condicionar el futuro de Nicaragua a los extranjeros. Y tampoco va a querer a los estadounidenses por un buen tiempo. Pero el panorama es positivo. El gobierno también tiene las manos atadas, las fuerzas en la Asamblea (legislativa) son un buen balance.

¿Que piensa sobre la controversial ley de incentivos turísticos?
A mi no me agrada todo ese modelo de BIT [Bonos de Inversión Turística] y todas esas leyes. En nuestro caso sólo la mitad del proyecto califica para los beneficios, pero la otra mitad no y eso ha estado bien. Hemos pagado todos los impuestos que nos corresponden. No creo que se necesite seguir inventando paquetes increíbles para atraer la inversión extranjera...vendrá aun sin los paquetes.

¿Y el éxito de su proyecto no se ha condicionado a estos beneficios?
El éxito de nuestro modelo no depende en absoluto de esos beneficios. Es más, no te sorprendas, pero nosotros estamos trabajando en la dirección contraria!

¿De qué manera?
Hemos decidido, como parte de ANID, trabajar con la DGI para promover el pago de impuestos en Nicaragua. Sí, así como lo escuchas. Nosotros queremos influir para que haya un cambio de actitud frente a los impuestos. En lugar de que la DGI tome la posición de “buscar a los malhechores que realizan transacciones millonarias sin pagar impuestos”, queremos crear una imagen positiva para que la gente SE EMOCIONE al pagar sus impuestos.

Esa emoción no es un sentimiento muy común en Nicaragua...
No lo es y no podés promover programas sociales que suenen muy bien, si no se pagan los impuestos. Entonces la DGI estaría obligada a ser transparente... que el gobierno demuestre a la gente que cumple lo que dice, que los están utilizando [los recursos] para las carreteras, los hospitales, para la educación. Pero si no pagamos los impuestos, ¿con qué se va a trabajar?.

El cliché de las revistas de turismo podría ser "Nicaragua, el secreto mejor guardado". ¿Cómo ve el futuro turístico de este país?
Necesitamos desesperadamente [enfatiza con expresión de ruego] que Mario [Salinas] acepte el hecho que tenemos que crear un modelo de turismo sostenible. Si el modelo no se implanta ahora, si no existe la visión que incluya control y regulación para que las pequeñas localidades tengan un desarrollo turístico armonioso, Nicaragua terminará teniendo grandes edificios y proyectos turísticos que choquen con el medio natural y las comunidades.

¿Cuál es su contribución para ese desarrollo turístico sostenible?
Es difícil para un desarrollador que ya ha está establecido hablar de límites para que sean aplicables a nuevos inversionistas. Sería algo sumamente "autocomplaciente" de mi parte hacer comentarios. Sólo me dirigiría al INTUR, a Salinas, que ellos pueden ser el mejor custodio de los recursos naturales del país, sin necesidad de venderse.


“Iniciativa de Reembolso Comunitario”: Un caso especial de desarrolladores socialmente responsables



Como parte de sus iniciativas para diseminar su visión de desarrollo comunitario ,Jon Thompson, director de la fundación Brugger junto con Chris Berry, están lidereando a un grupo de promotores inmobiliarios nicaragüenses asociados en ANID para crear un "fondo de inversión social" de carácter privado. "El objetivo de esta iniciativa es conectar contribuciones financieras provenientes de transacciones de bienes raíces, con las necesidades y las oportunidades de las comunidades donde ocurren" explica Jon. Este fondo se compone de dos programas: uno de desarrollo de la microempresa o micro-negocios y un programa de "puente comunitario".

Funciona así: todas las partes en una transacción de bienes raíces, incluyendo el comprador, vendedor, corredor y los promotores inmobiliarios tendrán la opción de contribuir al fondo con un porción de sus ingresos, por ejemplo un 1% del valor de la transacción, que será igualada por las otras partes, "así en una transacción de compra y venta de un lote de cien mil dólares, un uno por ciento por cada una de las partes terminarán siendo tres mil dólares" ejemplifica Jon. Esto sería aplicado en cualquier transacción de bienes raíces de lotes, casas y negocios.

ANID con el apoyo de INTUR promoverá este esquema a nivel nacional. Chris y Jon esperan que todos los corredores respetables y las agencias de bienes raíces, participen en este fondo para hacerlo disponible a todas las personas que estén interesadas en participar en una transacción de esa naturaleza. "Sabemos que los corredores están interesados en promover la inversión social, pero carecen de las herramientas y de la información. Este programa les ofrecerá la información y los mecanismos para hacer que esa inversión funcione!" enfatiza Jon.

Aunque no se esperan resultados hasta dentro de unos seis meses, se ha despertado el interés de INTUR, de todas las agencias de bienes raíces respetadas en Nicaragua y de diferentes ONGs nacionales e internacionales. "La respuesta ha sido increíblemente positiva" exclama Jon, y comenta que, aunque el programa aun no corre "hemos repartido materiales escolares...hemos construido un pozo (y su bomba) en una comunidad que no tenía acceso a agua". El impacto ha sido inmediato y el gobierno, a través del INTUR, está entusiasmado.