24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


Vanesa Rosenthal

La comunicación es un elemento clave en todo proceso de capacitación: podríamos decir que el aprendizaje es básicamente comunicación con objetivos particulares. En las organizaciones, el área de capacitación funciona permanentemente como emisora y receptora de comunicación: desde el intercambio con diferentes actores para lograr acuerdos, pasando por el diseño didáctico de los materiales, hasta la realización de actividades. Se vale además de algunos medios de comunicación para interactuar con las personas, como por ejemplo el e-learning a través de la Intranet.

Asimismo es cada vez más común que se pida, al responsable de gestionar la comunicación interna, que diseñe e imparta él mismo programas de formación y entrenamiento. Generalmente tienen que ver con habilidades de comunicación escrita y oral; con las relaciones interpersonales para la optimización de las capacidades de escuchar, empatizar y comprender al cliente interno; o con la resolución de problemas para lograr una comunicación efectiva.

Esto demanda del comunicador conocimientos en materia de capacitación. Por otra parte, la gestión de la comunicación interna persigue entre sus objetivos el de formar al personal.

La comunicación no sólo transmite información sino también ideas, actitudes y emociones. Los procesos comunicacionales son herramientas fundamentales para el desarrollo de las personas y de las organizaciones.

A la hora de diseñar tanto un plan de capacitación como uno de comunicación, es necesario partir del relevamiento y detección de las necesidades de los públicos a los que nos vamos a dirigir. Para conocer el mapa del estado de la situación, nos valemos, en ambos casos, de herramientas de diagnóstico como focus groups, entrevistas, cuestionarios, encuestas de clima y seminarios outdoors.

Trabajar en comunicación y capacitación también requiere alinear las competencias de los recursos humanos con las estrategias de la organización, para contribuir al objetivo particular del negocio. Capacitar y comunicar comienzan con “C” de calidad. Calidad en la gestión de los conocimientos, habilidades y actitudes de las personas, para favorecer el desarrollo de las competencias y alcanzar las metas y objetivos propuestos.