24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoRoberto Fonseca

En la recepción del Comité Nacional de Productores de Azúcar de Nicaragua, CNPA, destaca un enorme plegable con el lema de la campaña publicitaria “El azúcar es vida”, que este organismo impulsa para promover el consumo interno del azúcar, que representa alrededor del 40 por ciento de la producción anual.

Al frente del CNPA está el Lic. Mario Amador, en calidad de Gerente General. Para la próxima zafra azucarera, que iniciará en las próximas semanas, estima que se producirán alrededor de 12 millones de quintales de azúcar cruda, de los cuales, una cuarta parte se destinarán para consumo local y el resto para exportación.

Sin embargo, la industria azucarera moderna se ha diversificado y también apunta a ampliar la generación de 90 a 200 megavatios de energía, durante la zafra, en los próximos dos ó tres años. Asimismo, avanzar en la producción y exportación de etanol, para la generación de biocombustibles. Los próximos tres años serán un verdadero reto en esa dirección.

¿Cuáles son las perspectivas de la zafra 2007-2008, que iniciará oficialmente en las próximas semanas?
En la zafra 20006-2007, que concluyó en mayo de este año, se produjo un total de 11.4 millones de quintales de azúcar base 96, que es la forma en que se mide en Nicaragua. Esto representó un crecimiento de más de un millón de quintales con relación a la zafra anterior, cuando sacamos 9.8 millones de quintales aproximadamente.
Para la zafra 2007-2008 calculamos que alcanzaremos los 12 millones de quintales, pero no aumentará mucho, ya que la caña es un cultivo que necesita estabilizarse, para seguir creciendo.

Se asegura que la producción final de la zafra 2006-2007 es récord en la industria azucarera nacional, ¿es así?
Sí, en los registros de producción de Nicaragua nunca habíamos llegado a 11 millones de quintales. Esto en gran parte está empujado por la demanda de etanol y por las conversiones hacia otros productos que se están haciendo en la industria azucarera, entre éstos, la producción de energía eléctrica.

¿Cómo valora la industria azucarera nacional frente a la centroamericana y frente a la industria azucarera mundial?
En materia de costos, la industria es tan eficiente como la mejor de Centroamérica, que es Guatemala; en materia de productividad estamos también igual a Guatemala e inclusive en algunos sectores del ingenio Monte Rosa, por ejemplo, hay áreas de siembra que son más eficientes en productividad que las mejores de Guatemala y creo que allí tenemos una buena oportunidad de desarrollarlas.

En producción nos estamos ubicando en tercer lugar en el área centroamericana, pero creo que este año deberíamos llegar al segundo lugar y si no llegamos este año lo lograremos en el siguiente año, ocupando así la segunda posición en cuanto a producción de azúcar en Centroamérica.

¿Cuál es el peso de la industria azucarera en la economía nacional?
Estimamos que corresponde al 4% del PIB, exportamos alrededor de US$ 150 millones, vendiendo a un precio promedio de US$ 13 dólares el quintal de azúcar. Aquí incluyo lo que exportamos en azúcar cruda y azúcar blanca. Si agregamos lo que se exporta en alcohol y los subproductos de energía, ese valor aumenta a unos US$ 200 millones anuales.

¿Qué impacto ha tenido CAFTA-DR en la industria azucarera, en sus exportaciones, y están a la búsqueda de otros mercados externos?
Hubo un crecimiento del mercado norteamericano por efecto del CAFTA, la cuota lograda en este Tratado Comercial representa como el 5% de la producción exportable de Nicaragua, son 22,000 toneladas de la producción total de Nicaragua. Este año se exportarán 22,400 toneladas porque hay un crecimiento del 2% anual.

También hay cierta apertura en México por efecto del TLC y se ha estado negociando con algunos países como Taiwán, donde tenemos algunas ventajas, una cuota de 25,000 toneladas anuales de azúcar refinada.
En Canadá, con las negociaciones de un TLC bilateral, estamos demandando una cuota de 50 mil toneladas de azúcar refinada, ya que el azúcar cruda no paga aranceles en ese país, así que proponemos como valor agregado, tener la posibilidad de exportar azúcar refinada y si es posible ya empacada, lista para consumo directo.

Eso es lo que estamos buscando, salir de la exportación del mercado en crudo para meternos más a la exportación de azúcar blanca o, bien, convertirlo en etanol y seguir exportando etanol. Lo que se pretende es desarrollar una fábrica flexible, que nos permita producir azúcar o cambiar sin mayores costos a producción de etanol, cuando el mercado sea más favorable.

Con relación a la producción y comercialización de energía, ¿cuál es la situación actual y cuál es la capacidad de generación?
Actualmente hay dos ingenios –San Antonio y Monte Rosa—que se dedican a la generación y comercialización de energía. Durante la zafra azucarera, que comprende de noviembre a mayo, se generan alrededor de 90 megavatios, de los cuales, los ingenios ocupan 30 megavatios en el proceso productivo y venden al sistema interconectado nacional alrededor de 60 megavatios en forma permanente, durante casi seis meses del año. En el período de zafra se emplea el bagazo de caña como materia prima.

Al terminar la zafra, el ingenio San Antonio todavía sigue generando energía eléctrica por 45 días adicionales, empleando madera de eucalipto, como materia prima. En ese período, se suministra al país un promedio de 15 megavatios, ya que el resto lo emplea el ingenio para su proceso productivo.

Los ingenios Montelimar y Benjamín Zeledón no han iniciado la producción de energía con fines comerciales, ellos generan energía y la consumen durante la zafra. Sin embargo, ya se están dando pasos en esa dirección y calculo que en los próximos dos años, la industria azucarera nacional estará vendiendo alrededor de 200 megavatios de energía en forma permanente, durante seis meses de zafra.

Con relación al etanol, el ingenio San Antonio informó que ha comenzado a exportar a Europa, ¿cuál es la perspectiva a futuro?
El ingenio San Antonio ya empezó el proceso de expansión de sus plantas, para aumentar su capacidad de producción de etanol, de 150 mil litros diarios a 450 mil litros de etanol. A finales de este año y principios del próximo debería estar terminada la planta que permitirá producir 450 mil litros diarios de etanol.

De igual manera, Monte Rosa está en el proceso de diseño de su planta y se estima que para el 2008-2009 ya estará produciendo entre 400,000 y 450,000 litros de etanol diariamente.

Esos años, asimismo, Montelimar probablemente esté produciendo 100,000 litros de etanol y; el ingenio Benjamín Zeledón probablemente comience en el 2010 con la producción de etanol. Por tanto, en el año 2010, calculo que la industria azucarera nacional podrían estar produciendo cerca de un millón de litros diarios de etanol.