24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoNatalia Michell


La falta de disponibilidad de créditos a las MIPYMES, sector que el Ministerio de Fomento Industria y Comercio, MIFIC, estima que genera el 57.71% del empleo en Nicaragua, ha impulsado incluir en la Agenda Complementaria anexa al CAFTA, el proyecto de Ley de Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR), actualmente en proceso de consulta en la Asamblea Nacional.

Las SGR son sociedades comerciales creadas para facilitar el acceso al crédito a las MIPYMES, otorgándoles avales financieros, técnicos o comerciales, sirviendo éstas de puente entre las MIPYMES y la banca formal para acceder a créditos productivos.

La idea de las SGR surge por el limitado acceso al crédito de las MIPYMES con la banca formal, dado los altos costos y riesgos que significa la actividad crediticia con MIPYMES. Esta situación provoca que los bancos demanden elevadas garantías que las MIPYMES no pueden otorgar, obligando a éstos últimos a buscar otras fuentes de financiamiento menos competitivas en precio y demás condiciones.

Las SGR se componen de socios partícipes y protectores. Los primeros serán los titulares de MIPYMES, quienes tendrán acceso a los servicios prestados por la SGR. Los socios protectores no podrán solicitar los servicios de la SGR, sino sólo actuar como apoyo financiero y solvencia frente a terceros. Estos últimos podrán ser privados y estatales.

Participación del Estado



La participación del Estado como socio protector se realizará por medio del Fondo para el Desarrollo de las Sociedades de Garantías Recíprocas. Este financiará los gastos de creación y funcionamiento durante los dos primeros años de la SGR, hasta que ésta sea autosostenible.

Este fondo será administrado por la Financiera Nacional de Inversiones (FNI) y constituido por fondos del presupuesto, aportes de instituciones del Estado que administren recursos para servicios financieros y; donaciones. También contará con un Comité Técnico para aprobar las solicitudes de participación del Fondo como socio protector en las SGR.

Funcionamiento



Suponiendo que se constituyese una SGR de MIPYMES artesanales en San Juan de Oriente y una de ellas necesitase financiamiento para el mejoramiento de bienes de capital, deberá presentar su proyecto a la SGR para que estudie su viabilidad. De ser aceptado el proyecto por la SGR, se determinará el monto y plazo del aval para otorgarlo a la PYME. Esta última deberá presentar una contra-garantía a la SGR.

Después de aprobado el aval, la SGR contactará a la entidad bancaria garantizando la operación, otorgando a la MIPYME el aval y por ende, el préstamo. Asimismo la SGR dará a la MIPYME asesoría financiera y servicios conexos.

Con la cancelación total del crédito, la SGR devuelve la contra-garantía a la MIPYME. En caso de incumplimiento de la MIPYME, la SGR deberá responder ante el acreedor.

Beneficios



Los beneficios para las MIPYMES serán el acceso a financiamiento competitivo a largo plazo y con bajas tasas de interés con los bancos, que sin el aval de la SGR sería difícil de conseguir, y acceso a asistencia técnica en el manejo del crédito y de sus proyectos.

Los beneficios para las instituciones financieras será la disminución de costos asociados a la evaluación del crédito y monitoreo de préstamos. También podrán aumentar su cartera de crédito, ya que el riesgo crediticio que representaban las MIPYMES será transferido a la SGR.

Recuadro
Particularidades de las SGR según proyecto de ley



*Capital social inicial de C$4,250,000.
*Aportes al capital social se harán Certificados de Participación.
*Como mínimo podrán constituirse con 50 socios participes y 1 socio protector.
*Las pérdidas se sustentarán en el orden siguiente: Reservas Voluntarias, Fondo de Provisiones Técnicas y la Reserva Legal.