24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoIvonne Acevedo

Johanna es dueña de una pequeña panadería artesanal. Este es un negocio familiar, que emplea a cuatro personas aledañas a la zona. Aunque no está familiarizada con las dinámicas que determinan los precios de los commodities en el mercado internacional, ella mejor que nadie conoce los efectos que ha ocasionado el incremento en el precio internacional del trigo en el sector panadero nacional y, por ende, en los consumidores.

De acuerdo con Johanna, el alza se ha experimentado en la harina, aceite, manteca y bolsas, lo que ha sido catastrófico para muchas panaderías que han tenido que cerrar. El incremento más insostenible es el de la harina, donde las expectativas de aumento son de C$ 100 para alcanzar los C$ 780 por quintal de harina.

Pese al incremento de la producción mundial de cereales en 2007, la situación de la oferta y la demanda es preocupante, ya que el abastecimiento de cereales es escaso y hay pocos indicios de disminución de la demanda mundial. Además, las condiciones climáticas y el boom en la producción de biocombustibles han ocasionado que los precios internacionales de la mayoría de los cereales se mantengan altos y que las reservas mundiales disminuyan considerablemente.

En el mes de Febrero el precio internacional del trigo aumentó un 16%; en lo que va de año, casi un 35%, y en comparación con el mismo periodo de 2007 un 138%. De acuerdo con el Lic. Ermis Morales, Presidente del Consejo Superior de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Cosumipyme), hace un año el bushel de trigo costaba U$ 6, hoy vale US$ 16. El trigo es la materia prima esencial para elaborar el pan, lo que está convirtiendo a este producto en un bien suntuoso e inaccesible para la población de escasos recursos.

Nicaragua es un importador neto de trigo, los datos de la FAO indican que para el año 2004 se importaron 129 mil toneladas del cereal, equivalentes a US$ 22.8 millones, siendo el tercer producto de importación en la rama de alimentos.

Actualmente, el precio promedio de una libra de pan simple de molde es de C$ 17.5 por libra. La variación interanual del precio del pan en la canasta básica a diciembre del 2007 fue de 24%, mientras que en el mes de febrero experimentó un incremento del 12% en comparación con el mes anterior.

Sector panificador con pocas perspectivas



Según información brindada por el personal técnico del Centro de Producción Más Limpia de Nicaragua (CPmL-N), en el país se contabilizan 1,845 panaderías, de las cuales el 80% son microempresas. Este sector aporta 8,259 empleos directos, con un salario promedio a nivel mensual de C$ 1,500.

En lo que respecta a la estructura de costos, los datos del CPmL-N indican que para el pan simple el costo de producción, sin incluir agua y energía, es de US$ 0.64 por kg de pan procesado, de los cuales US$ 0.44 corresponden al costo de la harina, es decir, el 70% de los costos de los insumos son destinados a la harina cuyo valor está directamente ligado a las fluctuaciones de precios de los commodities en el mercado internacional.

Las perspectivas no son alentadoras, pues expertos afirman que el ciclo expansivo de los precios de los commodities está comenzando. Esto se traduce en grandes retos ya que el sector panificador, que se caracteriza por ser altamente artesanal, tendrá que hacer frente a los shocks externos para sobrevivir; y por otro lado, el pan que es un alimento elemental en la dieta de los nicaragüenses podría dejar de ser accesible para gran parte de la población, atentando contra los patrones de consumo y con la seguridad alimentaria.