24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoIvonne Acevedo

En lo que va del año 2008, ocho empresas han iniciado operaciones en Nicaragua bajo el régimen de zonas francas, en diversas actividades como la rama textil vestuario, call centers y manufactura ligera, generando aproximadamente 2.756 empleos.

Sin embargo, el aviso de cierre de operaciones de varias plantas del consorcio internacional Nieng Hsing, que opera en el país desde los años noventa, ha sido el foco de atención en este importante sector de la economía, ya que emplea aproximadamente a 14.000 personas. Esto ha despertado inquietudes sobre el presente y futuro de las zonas francas.

Precedentes



Según los datos oficiales, en el año 2007 cesaron operaciones seis empresas que operaban bajo el régimen de zonas francas, de las cuales cinco pertenecían al sector textil vestuario y una a calzado, provocando la pérdida de 2.325 empleos durante ese año.

De acuerdo con Javier Chamorro, Director Ejecutivo de ProNicaragua, la agencia oficial de promoción de inversiones del país, estas empresas notificaron su intención de cierre desde el 2006, pero terminaron cerrando operaciones de forma completa durante el 2007, ya que tiene que ser notificado de forma anticipada a las autoridades competentes y así planificar ordenadamente su salida del país.

La principal causa del cierre de esas empresas, según Sandra Ramos, dirigente del Movimiento “María Elena Cuadra”, fue que no pudieron hacerle frente a la competitividad del mercado. La explosión en el sector textil de países asiáticos ha incrementado la competencia y en muchas ocasiones los compradores han reducido sus pedidos, lo que afecta el nivel de rentabilidad de las empresas.

En el 2007, según datos de ProNicaragua, se perdieron 2.325 empleos por el cierre de esas seis empresas, pero se generaron 11,875 nuevos empleos en el régimen de zonas francas. Del total de empresas que iniciaron operaciones, siete corresponden a textil vestuario.

Detrás del cierre de Nieng Hsing



El consorcio Nieng Hsing es una empresa internacional que tiene registrada en Nicaragua seis razones sociales distintas, de las cuales sólo una no va a cerrar operaciones (Alpha Textil), porque es un proceso de mayor valor industrial que es rentable. Las otras cinco empresas han notificado su cierre y tienen una programación de 12 meses a partir de esta fecha, en la que gradualmente cesarán operaciones.

Hasta el momento sólo una empresa está físicamente cerrada, que es Shao Hsing, con alrededor de 3.200 empleados. Actualmente, el sector de zonas francas ha absorbido a 1.500 de estos trabajadores, el resto han quedado desempleados.

El cierre progresivo de esas cinco empresas ha provocado muchas especulaciones, acerca de la salida de Nieng Hsing. De acuerdo con Dean García, Director de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil (Anitec), se redujo la rentabilidad de la empresa debido a la crisis en el mercado de EE.UU., donde se dirigen el 95% de las exportaciones del sector y la competencia de países asiáticos.

García también señaló el incremento del salario mínimo, como uno de los factores internos que influyeron en la decisión del cierre, pues hay países como Vietnam y Camboya que poseen salarios más bajos.

En este aspecto, Ramos, líder del movimiento de trabajadoras de la maquila, agregó que es necesario invertir en la recalificación de la mano de obra, pues la atracción de inversiones con poco valor agregado no generará desarrollo económico y sólo será un paliativo contra el desempleo.

Asimismo Chamorro, de ProNicaragua, señaló que otro factor influyente fue que el comprador de la empresa Nieng Hasing tomó la decisión en el año 2007 de abrir en Nicaragua su propia planta, por lo que existía el riesgo de los pedidos que colocaban en el país fuesen sustituidos por los de su propia fábrica, esta empresa es VF Corporation y emplea a 1.000 personas.

Chamorro también indicó que otro de los factores que incidieron en el cierre de Nieng Hsing fue la penalización que recibieron por el incumplimiento en la asignación de los TPL, que son un tratamiento preferencial que le permite importar a Nicaragua hilos y telas de cualquier país hasta un equivalente de 100 millones de m2, este equivalente se distribuye entre todas las empresas del régimen de zonas francas.

De acuerdo con Chamorro, los TPL son uno de los más grande atractivos del sector y conllevan un compromiso con el gobierno de EE.UU. En el caso de Nieng Hsing desde que se comenzaron las asignaciones en el 2006, no cumplieron con el requerimiento que les fijó el gobierno, ese año el país cargó con la penalidad. Pero en el año 2007, cuando Nieng Hsing incumplió nuevamente con sus asignaciones, el gobierno de Nicaragua trasladó la penalidad a la empresa.

La estrategia ofensiva



Según García, el cierre de este consorcio ha generado una preocupación generalizada, la CNZF ha dado seguimiento al caso y están aunando esfuerzos para brindar estabilidad y soluciones al sector.

Adicionalmente, Chamorro agregó que con base en la programación de cierre de la empresa, las instituciones de gobierno han elaborado un plan de trabajo para establecer tiempos y fechas para que ProNicaragua pueda conseguir empresas que compren sus operaciones. Este proceso se intenta hacer de forma dirigida para que adquieran las fábricas a como están y únicamente sea un cambio de dueño. Hasta el momento aseguró que hay interés de cuatro empresas diferentes.

Aunque no se espera que está situación genere un efecto mariposa en el sector, no se puede afirmar que no va a volver a suceder. Según Chamorro, es un proceso natural ya que es una industria que evoluciona y se mueve de país en país.

Lo importante –opino-- es que como país sepamos escalar los diferentes eslabones de la cadena de valor, mediante la especialización de la fuerza laboral para hacer procesos productivos de mayor valor agregado, con mejores salarios y de largo plazo.

RECUADRO

Presidente Ortega reacciona



El Presidente de la República, Daniel Ortega, sostuvo una sesión de trabajo con los representantes de las zonas francas del país, por espacio de cinco horas, el pasado 25 de mayo, llegando a varios acuerdos.

Entre los acuerdos está la capacitación a trabajadores por parte del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), la agilización de los reembolsos que hace la Dirección General de Ingresos (DGI) y; la agilización del ingreso de insumos en Aduanas.

En ese sentido, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, manifestó que se abordó de “manera franca” con el Gobierno, la visión y la importancia de las zonas francas en el país.

El presidente del Cosep añadió que en esta reunión con Ortega y miembros del Gabinete, se expresó el interés por parte de las zonas francas de seguir trabajando en el país, los proyectos futuros y la responsabilidad social de este sector. Asimismo señaló que se acordó continuar las reuniones tripartitas a partir de la semana siguiente al encuentro.

(Fuente: Diario La Prensa)