24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


Sonia Agurto y Alejandra Guido

Salimos de Managua muy temprano para llegar a la ciudad de Estelí a encontrarnos con un grupo de mujeres productoras de café, con el fin de compartir con ellas los datos que generamos en FIDEG, sobre el aporte de las mujeres a la economía. Fue un encuentro ideal, los datos que compartimos cobraron vida, ya que las mujeres que se encontraban ahí eran mujeres que producen, que generan riqueza, que trabajan a la par de los hombres en un rubro que es líder en la generación de divisas.

Esas mujeres son parte de una asociación de hombres y mujeres que producen café y que lleva el nombre de Asociación de Cooperativas de Pequeños Productores de Café de Nicaragua (Cafenica), integrada por siete organizaciones cooperativas de segundo grado y tres cooperativas de base, que aglutinan a 6,300 pequeños productores y productoras de café Matagalpa, Jinotega, Estelí, Madriz, Boaco y León.

Estas organizaciones, en conjunto, representan el 30% de los pequeños productores de café del país, el 15% de la producción nacional y el 12% del total de las exportaciones de café, de acuerdo a sus directivos.

Adicionalmente, el 90% de la producción del café orgánico certificado en Nicaragua está concentrada en las organizaciones asociadas a Cafenica.
Martha Estela Gutiérrez Cruz, Directora Ejecutiva de Cafenica, nos cuenta que esta asociación fue creada con el objetivo de complementar la labor de las cooperativas, priorizando el trabajo en conjunto en aquellas áreas donde éste fuera mayor que el hacerlo de forma individual. En esta línea se ha priorizado el mejoramiento de las condiciones de vida de los productores a través de la promoción, comercialización y fortalecimiento empresarial.

En Cafenica, afirma Martha Estela, trabajan alrededor de cuatro ejes principales, uno que tiene que ver con la representación gremial de las cooperativas de pequeños y pequeñas productoras de café; otro con la parte del mejoramiento de la calidad en todo el proceso de la cadena del café; un tercero con el área de mercadeo que consiste en buscar mercado, facilitar la participación en ferias internacionales, promocionar el café de las cooperativas y; en cuarto lugar, trabajan la parte de fortalecimiento organizativo y empresarial de las cooperativas.

“Es un rol de facilitación, Cafenica no sustituye la autonomía de cada cooperativa, la idea es trabajar en los aspectos que son comunes a todos y que son complementarios al trabajo que ya vienen haciendo las cooperativas y que es más fácil hacerlo de una manera gremial, grupal, con más impacto y menos costos”.

La Directora Ejecutiva de Cafenica insiste que la comercialización de los productos es uno de los eslabones más importantes en la cadena productiva y lamentablemente, es el eslabón en el que detectan mayores problemas, especialmente de cara a los mercados internacionales, pues ello implica manejar información (inteligencia de mercado), mantener vínculos con el exterior, etc.

Los productores y productoras organizados en Cafenica exportan hacia mercados de los Estados Unidos y Europa. Actualmente exportan el 76% de la producción anual al mercado norteamericano y 24% al mercado europeo.
Para las cooperativas organizadas en esta asociación, el hecho de estar organizados les trae la ventajas, ya que le permite desarrollar relaciones directas y de largo plazo con los compradores. Expresan que su fortaleza frente al CAFTA, es su nivel de organización y apoyo mutuo.

Movimiento de género



Las mujeres organizadas en Cafenica decidieron crear un movimiento de mujeres productoras denominado “Flores de Café”, con el objetivo de promover su liderazgo en el sector cooperativo a nivel nacional e internacional. A la par de eso, trabajar temas de capacitación para apoyar a las mujeres a desarrollar su liderazgo en la comunidad y destacar su rol en el desarrollo de la economía campesina, específicamente en el sector cooperativo.

Este movimiento tiene enlace con la Alianza Internacional de Café, red compuesta por mujeres involucradas en la cadena del café, que ejercen diferentes roles y que en los últimos años ha sido promovida durante las Conferencias de la Asociación. Esta Alianza tiene una junta directiva Internacional, en la que están representadas organizaciones de mujeres de USA y Costa Rica, entre otros países. En Nicaragua se está demandando la participación en la misma.

Asimismo, dentro de las cooperativas que conforman Cafenica, hay diferentes proyectos que desarrollan las organizaciones dirigidos específicamente en beneficio de las mujeres. Por ejemplo, Cecocafen tiene lo que llama los grupos “gema” de ahorros solidarios, tienen un capital inicial que han ido desarrollando, se otorgan crédito para distintas actividades económicas y eso ha crecido muchísimo en los últimos años.

Otras cooperativas tienen políticas de financiamiento de acceso a tierras o legalización en el caso de las que ya tienen tierras, igual hay políticas de educación para las mujeres específicamente y de capacitación en género, liderazgo o autoestima para ir fortaleciendo su rol dentro de las cooperativas.

Ganadoras de Taza de la Excelencia



Merling Presa Ramos, Gerente de Prodecoop, cooperativa asociada a Cafenica, afirma que “..el aporte de las mujeres va mas allá de la producción de café. Si bien es cierto, el 30% de las mujeres socias de Prodecoop, productoras de café, son dueñas de la tierra, también las mujeres de los socios varones intervienen en toda la labor para que se produzca el café, son las que trabajan en la selección del café en la finca, porque como son pequeños productores es un trabajo familiar; en la recolección trabajan una cantidad muy visible de mujeres, y en la selección que es esencial en el procesamiento del café”.

También laboran en los beneficios secos, en la selección de los granos. En etapa de selección del proceso de trabajo, la mayoría de los trabajadores en los beneficios son mujeres y, “en el beneficio nuestro hay un promedio de entre 60 y 100 mujeres trabajando en esa parte del proceso, y en los patios también hay mujeres trabajando. Ese trabajo de selección es un trabajo tan delicado que ni siquiera los hombres lo pueden hacer, porque se cansan, se les cansa la vista, no lo hacen y ellas lo hacen muy bien”, comenta Merling.

“Yo siempre digo que gracias a ese último eslabón de la cadena, es que podemos participar y siempre ser ganadores en la Taza de la Excelencia. Durante los años que se ha celebrado el certamen de la Taza de la Excelencia en Nicaragua, las cooperativas Soppexcca, Prodecoop y Cecocafen, asociadas a Cafenica, han sido ganadoras de los primeros lugares”, concluyó la Gerente de Prodecoop.