24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoAdelmo Sandino

La caída abrupta en las exportaciones, la noticia económica principal en las últimas semanas, ha causado una preocupación generalizada en el sector público y privado sobre el rumbo de la economía nicaragüense, ya amenazada por los efectos colaterales de la crisis internacional y los conflictos internos de gobernabilidad. El augurio de tiempos más difíciles ya es observable en las estadísticas oficiales, siendo las cuentas externas del sector exportador el primero en presentar saldos negativos. ¿Qué productos están siendo mayormente afectados y qué mercados son ahora los de mayor riesgo?, ¿Se pueden extraer oportunidades o lecciones de la crisis?

Febrero: Mes difícil



En los últimos años las exportaciones FOB de mercancías de Nicaragua han experimentado un repunte sostenido en el crecimiento. Las cifras record llevaron a muchos analistas a compararlas con los años dorados del sector (60 y 70). En el año 2008 el nuevo récord sumó US$ 1,558.7 millones. Pero a diferencia de años anteriores, esta cifra podría verse opacada por la crisis internacional.

Las recientes estadísticas de exportación publicadas por el Centro de Trámites de las Exportaciones (CETREX), confirman la contracción que sufre el sector exportador desde hace algunos meses. Datos desestacionalizados de las series publicadas por el CETREX revelan que los volúmenes exportados (reflejo del esfuerzo productivo) decrecieron en 1.5%; 3.1% y 6.6% para los meses diciembre, enero y febrero, respectivamente; superando los resultados de octubre del año 2003 (6.4% negativo), y aproximándose al promedio negativo de 10.2% que registraron los últimos meses del año 2002, cuando la economía nicaragüense resentía su tercera recesión de postguerra.

En términos del valor, las exportaciones también presentan un punto de inflexión a la baja, desacelerando el crecimiento de 24.0%; 23.9% y 17.6% para los mismos meses. Esta ineludible tendencia, empujada por la caída en la producción exportable, podría agudizarse a medida que los precios a nivel mundial de las materias primas continúen con su ritmo descendente.

Sin embargo, a pesar que los actuales precios son inferiores al promedio del segundo semestre del 2008, aún continúan siendo elevados en términos históricos y por encima de los promedios observados en 2006 y 2007. La evolución de los precios responderá en definitiva a qué tan profunda y prolongada sea la crisis internacional. En algunas economías ya se experimentan escenarios primarios de deflación.

El hecho de que el quantum exportador se esté contrayendo estaría indicando que se está produciendo menos para exportar, la demanda sencillamente ha disminuido o una combinación de ambos factores. Según proyecciones del Banco Mundial, el comercio mundial podría crecer negativamente en 2% en el 2009.

A nivel interno reflejaría el impacto de la escasez del crédito para la producción nacional y de un marcado pesimismo a futuro sobre las posibilidades de producción y colocación de productos en el mercado internacional.

Productos exportables sensibles a la crisis



En lo que va del 2009, no hay producto que no presente algún debilitamiento. Pero, los que más están resintiendo esta recesión exportadora son el azúcar de caña, bebidas, langostas, ganado bovino, café, maní y otros. Estos productos experimentaron tanto una fuerte contracción en el volumen como en el valor exportado con cifras superiores al 20%.

Los menos afectados, a pesar que han decrecido con una moderada intensidad, representan el grueso de las exportaciones, estos son el camarón de cultivo, carne bovino, pescado, banano, café procesado, frijoles. Entre los productos que por el momento no reportan mayor afectación sobresalen los lácteos, camarones de mar y; tabaco en rama.

Por su parte las exportaciones de Zonas Francas, la industria que actúa como la principal válvula de escape para el problema laboral, ha venido perdiendo dinamismo rápidamente. En el 2008 las exportaciones FOB de la industria sólo crecieron 5.9%, 20 puntos porcentuales menos que el promedio de los últimos cinco años precedentes.

Los representantes de la industria han manifestado que las órdenes existentes se han reducido, pero esperan una compensación en las órdenes futuras, debido a que los grandes compradores en Estados Unidos empiezan a optar por cadenas cortas de suministros y Centroamérica, a diferencia de los países suplidores de Oriente, presenta esas condiciones.

Por otra parte, la ventanilla única de simplificación de trámites y una mejor documentación de los procedimientos aduaneros anunciados por el gobierno, como una de las medidas para enfrentar la crisis en el sector, es vista con beneplácito por los representantes de zonas francas. Pero además demandan una adecuada política del salario mínimo en concordancia con la predictibilidad y estabilidad que necesita el sector para seguir siendo competitivo en tiempos de crisis. En ese sentido, se habla de un acuerdo oficial alrededor del tema, que comprendería una posición a corto y mediano plazo, para darle predictibilidad al sector de manufactura.

Mercados menos riesgosos



A nivel internacional la crisis económica está afectando por igual a las economías avanzadas, especialmente a Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y otros países. En el 2008, el 38.7% de las exportaciones tuvieron como destino la región de América del Norte, siendo el mercado estadounidense el de mayor importancia (75% de esa región); le siguen en orden Centroamérica con 33.6% de participación y la Unión Europea con 13.9%.

Sin embargo, otras regiones han venido ganando terrenos en los últimos años. El Caribe, Asia, los países del este de Europa y recientemente América del Sur, figuran como regiones interesantes para diversificar los destinos exportables y hacer sostenible el crecimiento. De manera conjunta representan el 12% del mercado externo.

Las autoridades de Nicaragua han expresado en su momento intenciones de negociar un tratado de libre comercio con la Comunidad del Caribe (CARICOM) y recientemente se especula acerca de posibles pasos para entablar relaciones comerciales y de inversión con China Continental y Rusia. En el Sur del continente los mercados de interés para Nicaragua son Chile, con quien se negocia un TLC, y Colombia. Ambos países representan el 24% del total exportado para esa región. Por su parte, Venezuela, país con el cual el Gobierno de Nicaragua ha establecido fuertes lazos de cooperación, fue el principal destino de las exportaciones hacia el sur en 2008, con un 72% del total.

Al momento las autoridades económicas continúan concentrando sus esfuerzos junto con el resto de países de Centroamérica para finalizar con buen suceso las negociaciones del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Capacidad de compra reducida



En los dos últimos años la capacidad de compra de la economía nicaragüense se ha visto mermada como consecuencia de los desfavorables precios de los bienes importados y exportados, particularmente el efecto proviene de los precios del crudo a nivel internacional, el principal bien importado para Nicaragua y cuyos precios batieron record en junio del 2008.

Los altos precios que experimentó el principal rubro de exportación del país, el café, no fue suficiente para mejorar los términos de intercambio que experimentaron su mayor caída en el tercer trimestre del 2008 con un 25%, el valor más alto de América Latina.

Al cierre del año las importaciones CIF decrecieron un 9.1%, desaceleración que no se observaba desde el año 2002, señalando el debilitamiento en el consumo de los nicaragüenses.