24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoTania Díaz Rivas

La crisis financiera internacional ha puesto en duda la continuidad del dólar como moneda de referencia para los mercados financieros internacionales, por lo que los países miembros del ALBA están negociando la implementación del Sistema Único de Compensación Regional de Pagos (Sucre), que será una Unidad de Cuenta Común (UCC), como lo fue en los inicios el euro, cuando era ECU.

La iniciativa de la creación del Sucre surgió en la cumbre en Cumaná, Venezuela, donde participó Ecuador como observador, país que por cierto fue su proponente. El Sucre, por tanto, sería una moneda virtual para el intercambio comercial entre los países miembros del ALBA.

Esta moneda virtual, en su primera etapa, servirá para registrar y compensar el intercambio comercial entre estos países, con el fin de terminar la dependencia del dólar. Se espera que entre en vigencia en 2010. Sería luego cambiada a moneda de uso en cada país.

Esta moneda común, según sus promotores, será beneficiosa porque incrementará el comercio interregional, lo cual conduciría a un aumento de las actividades económicas de cada uno de los países miembros del ALBA, también de la inversión, empleo, disminución de los costos de transacción y promoción del desarrollo integral de la región latinoamericana y caribeña.

Sin embargo, el SUCRE enfrenta serios obstáculos. Por un lado no tiene una estructura institucional y aún no cuenta con la confianza y el respaldo de los mercados financieros y los inversores internacionales. Por otro lado, las monedas subyacentes no están consideradas por los mercados financieros como activos líquidos ni convertibles, por lo que carecen de cotización oficial en el mercado de divisas. Al final, estas monedas no están aceptadas a nivel internacional como instrumento de cambio, medida de valor, o instrumento de liberalización de deuda y obligaciones.

Condiciones a cumplir



El Lic. Luís Gustavo Murillo Orozco, economista y docente de la Universidad Centroamericana (UCA), considera que la viabilidad e implementación del Sucre no está del todo garantizada, dada la inestabilidad de las economías que forman parte del acuerdo. Al respecto, recordó que Cuba todavía resiente el bloqueo económico, Venezuela está experimentando por su parte sube y bajas en el precio del petróleo y; nuestro país en el primer trimestre del presente año ha experimentado una disminución de las exportaciones. o

También razonó que es necesario tener presente los efectos de la crisis mundial en las economías latinoamericanas, los países miembros del ALBA carecen de ajustes estructurales, por “lo que el Sucre no será una moneda vehículo”, expresó Murillo.

Para la ejecución del Sucre, por otra parte, se debe de tener en cuenta la aceptación de la población en cada uno de los países del ALBA, por lo cual es necesario realizar un referéndum previo, al respecto. De igual manera, “es preciso tener en cuenta la institucionalidad de cada país, sus políticas económicas, por lo que es imprescindible realizar una investigación monetaria, es decir cuál será el papel y compromiso de las autoridades monetarias de cada región”, concluyó el catedrático de la UCA.

ALBA representa menos del 10% del comercio externo



Las exportaciones de Nicaragua a los países del ALBA sumaron US$ 126.7 millones durante los primeros 11 meses del 2008, de un total de US$ 1,477 millones, según datos del Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex).

El mercado de Honduras, miembro del ALBA, generó durante ese período del 2008, alrededor de US$ 98.7 millones, siendo el más importante

En los otros países destinos del ALBA, el comportamiento es el siguiente: Venezuela, US$ 25.6 millones; Cuba, US$ 1.8 millones; y Bolivia US$ 149 mil. No se registran exportaciones nicaragüenses hacia Dominica, pequeña nación insular del Caribe, también miembro de la Alianza Bolivariana.

RECUADRO 1



El nombre de la moneda Sucre rinde tributo al legado histórico que en materia de independencia y gesta libertaria defendiera en vida el Gran Mariscal de Ayacucho, Ecuador, Antonio José de Sucre. Bajo ese legado, los países integrantes de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) pretenden materializar un Sistema Único de Compensación Regional de Pagos, en sus relaciones comerciales intraregionales.