24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoAída Mayorga R.

“Los pueblos indígenas tienen derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”. Arto 3. Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. Sept. 2007.

La doctora Alta Hooker fue la primera mujer afro descendiente Presidenta del Consejo Regional Autónomo del Atlántico Norte, en el período 1994-1996. Formó parte del grupo de personas electas en la primera elección de los Consejos Regionales Autónomos. Es miembro del Consejo Nacional de Descentralización de la Salud y actualmente es la Vicepresidenta del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

Alta Hooker, por su experiencia como lideresa política y social, ha reflexionado sobre la reciente proclama de independencia de algunas comunidades de la RAAN. ¿Qué nivel de importancia le ha dado el gobierno central, y resto de actores a esta declaración?, ¿qué grado de respuesta plantean los actores a las demandas que subyacen en éste y otros eventos en la Costa Caribe?

Esta declaración de independencia plantea la necesidad de un debate nacional y regional sobre la autonomía y sus desafíos. Por ello, la rectora Hooker ha compartido en una entrevista con El Observador Económico sus valoraciones sobre el porqué de la declaración y las posibles repercusiones para estas comunidades, dada la cercanía de las próximas elecciones de los consejos regionales, previstas para el 7 de marzo del 2010.

EOE: Esta declaración de independencia, ¿tiene el apoyo y consenso del resto de etnias de las dos regiones autónomas?, ¿A qué se debe que fuera éste el grupo promotor?
Ciertos sectores consideran que los gobiernos regionales no los escuchan y por tanto no sienten que hay una participación de la población en el proceso de la autonomía. Hay voces de reformas a la ley de autonomía pero falta una participación desde la costa. La ley de autonomía plantea con claridad la unidad desde sus propios pueblos y la unidad de la costa Caribe nicaragüense, pero sin que ninguno deba perder su propia identidad. Esto quiere decir que la ley de autonomía es una ley de unidad.

No he hablado con este grupo. Unos dicen que buscan protagonismo u otras cosas. Pero yo creo que lo que ellos plantean es una posición de fondo, en el sentido de que cuando uno los escucha hablar, comienzan a señalar todos los tratados, los acuerdos de los ingleses y su relación con Inglaterra, sacan la bandera de Moskitia, etc. Entonces tienen una posición de fondo en la búsqueda de una mejor manera de vida. Pero esta manera de vida debe ser consensuada y negociada. No pueden continuar llevando modelos a la costa, donde viven negros e indígenas. Pero si hay un grupo que está en huelga es porque algo les está afectando y hay que escucharle de la misma manera. Y cuando existe esto, tenemos la manía de tildar a todo el movimiento por las caras que vemos ahí y no por las demandas de fondo que se plantean.

EOE: ¿Cuáles son las relaciones internas entre los diversos grupos étnicos (RAAN-RAAS)?, ¿Y cuál es su peso en las decisiones de los gobiernos regionales para el desarrollo de ambas regiones?
En la RAAS la cultura es más afro-descendiente y en el caso de la RAAN es más miskita e indígena.
Eso deja ver las diferencias en el concepto de desarrollo: lo que es importante para las poblaciones negras de la RAAS no es igual en la RAAN. Entonces esto también es parte de la discusión de fondo que trasciende al Atlántico y al Pacífico.
En los mestizos del Pacífico lo que prima es el derecho individual, privado, y el excedente es importante. En el caso de las comunidades indígenas el concepto de desarrollo parte de la colectividad: es otra lógica. Entonces, debemos preguntarnos cómo lograr que las cosas positivas del Pacífico sean tomadas en cuenta y que también las buenas prácticas de la costa Caribe sean visibles, valoradas y respetadas.

EOE: ¿Qué nivel de influencia tienen los partidos políticos tradicionales?
Los partidos políticos tienen mucha influencia en la costa y cada día más. Y cuando se cerró la posibilidad de competir por la suscripción popular se consolidaron más. Tenemos el caso de Yátama que demandó al Estado de Nicaragua, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por las reformas electorales del año 2000 que suspenden su participación política. Ganó la demanda, pero aún no han resuelto nada. Muchas veces cuando los líderes de la costa hablan y asesoran a los representantes nacionales o a partidos fuertes (PLC-FSLN) ponen en riesgo lo que se ha concertado desde la costa Caribe y esto hace que se diluya la consolidación autonómica. Y la participación de la población local no es tan relevante, más allá de sus votos electorales. Los partidos políticos que traen una visión del Pacífico no deberían ser un problema dentro de la concertación si los líderes locales saben defender los intereses de las regiones y de las comunidades étnicas. Así, cada quien puede ir con el partido que quiera, pero debe prevalecer la prioridad a la costa, por encima del resto de intereses de los partidos políticos.

EOE: ¿Qué papel juegan los consejos regionales, los gobiernos autónomos y el resto de actores frente a este suceso?
Creo que no le han dado la importancia debida y no veo discusión formal sobre el tema. Acá también cabe la reflexión de cómo lograr que todos los actores y toda Nicaragua sean respetuosos de la diversidad, para que este tipo de problemas no discutidos se puedan discutir, del cómo y dónde asesoran y desde qué espacios para aportar al desarrollo de los territorios. Considero que hay poca discusión de fondo en los consejos regionales, en las universidades sobre su responsabilidad y el papel de cada uno de los actores que inciden en la costa Caribe. Y por eso tiene sentido que este movimiento de independencia se sienta excluido de estos procesos también. Pero esto es culpa de los costeños y no del gobierno nacional, pues creo que todavía existe desconfianza interna y no hay un verdadero diálogo serio sobre estos problemas de fondo.

EOE: ¿Qué vislumbra para las próximas elecciones de los consejos regionales frente a esta declaración de independencia y demás demandas de los grupos étnicos del Caribe?
El mejor momento para la costa Caribe podría ser éste, ya que el FSLN está en el poder y la ley de autonomía se aprobó estando el Frente Sandinista en el poder. Están próximas las elecciones regionales donde se generan espacios y ciertos consensos. Faltaría que estos gobiernos regionales y los demás líderes se involucren más en los espacios nacionales para ganar espacios y desde ahí promover los cambios que se quieren impulsar en la costa Caribe. Antes teníamos espacios ante el CONPES elegidos por cada una de las municipalidades de la costa. La gente que se eligió en la costa para venir a representar a la costa no está en el actual CONPES. Para el actual contexto y con las elecciones regionales próximas, el mayor desafío que tenemos es la unidad y estar en los espacios donde se están discutiendo y aprobando programas para la costa sin el consenso debido.

RECUADRO 1

Detalles de la última declaración de independencia

La declaración de independencia, impulsada por 360 líderes independentistas de la etnia miskita, persigue restaurar su dominio sobre la antigua "Mosquitia" y crear su propio Estado. Para ello, se basan en el laudo arbitral del emperador de Austria, Francisco José I, en la cuestión Nicaragua y Gran Bretaña respecto de la reserva Moskitia en 1881, y en la Convención de la Moskitia (1894) por la que se anexa a Nicaragua aunque conservando un gran nivel de autonomía.

Dichos líderes se muestran en abierta rebeldía al gobierno nacional y al Estado de Nicaragua. La declaración resalta entre sus principales demandas: el derecho al acceso, control administrativo y de impuestos sobre las tierras de las comunidades indígenas; autodeterminación política, económica y cultural; los impuestos deberán ser cobrados por el gobierno de la Moskitia; y se crea el ejército indígena, formado por unos doscientos ex combatientes de Yatama. Así también, manifiestan que no permitirán la realización de los comicios regionales para elegir a los 45 miembros que conformarán los consejos regionales de la costa Caribe en ambas regiones.

RECUADRO 2

El PNUD, en su Informe de Desarrollo Humano 2005 (“Las regiones autónomas de la Costa Caribe” ¿Nicaragua asume su diversidad?), presenta que en la RAAN y la RAAS se ubican 751 comunidades étnicas. De éstas, 444 comunidades étnicas viven en la RAAN. El grupo mayoritario son 164 comunidades mestizas. Éstas están concentradas en los municipios de Siuna (48), Rosita (38), Waspan (32) y Puerto Cabezas (20). Le siguen las comunidades miskitas que cuentan con 156 y se ubican en los municipios de Waspan (85) Puerto Cabezas (38) y Prinzapolka (23). El resto de comunidades étnicas son las mayagnas con 29 comunidades, ubicadas principalmente en el triángulo minero y Waspán. Los ulwa, rama, creoles y garífunas (14) se localizan en Puerto Cabezas, Waspán, Prinzapolka y Waslala.

En la RAAS se concentran 135 comunidades mestizas, 20 miskitas, 10 mayagnas, 16 comunidades creoles y 109 de otras comunidades étnicas variadas, que se distribuyen en el resto de municipios. En Nueva Guinea, Muelle de los Bueyes, Bluelfield y el Ayote hay 91 comunidades mestizas más. Los municipios de Laguna de Perlas, La Cruz de Río Grande y Desembocadura aglutinan a 17 comunidades miskitas. Laguna de Perlas, Kukra Hill y Bluefields reúnen a la población de las 16 comunidades creoles o negras.