24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


FotoAlejandra Mora

En Nicaragua, el 21% de la población no tiene acceso a suficiente agua limpia y en el mundo suman 1.100 millones de personas. La filtración de agua por medio de filtros de cerámica permite matar bacterias y mejorar la calidad del agua a niveles aceptados por la Organización Mundial de la Salud, reduciendo la incidencia de enfermedades generadas por el agua contaminada, evitando así millones de muertes. En en el país, una empresa se dedica a elaborar este tipo de filtros, que purifican agua y salvan vidas.

El filtro de agua llegó hace 15 años al país por iniciativa de Ron Rivera, un estadounidense integrante de Ceramistas por la Paz, que hasta su muerte en el 2008, fue un embajador del filtro, llevándolo a comunidades que aún no cuentan con agua potable, en 30 países del mundo.

Dicho filtro remueve la turbidez del agua y elimina más del 98% de las bacterias que causan diarrea, cólera y otras enfermedades vinculadas al consumo de agua impura. Hoy, se estima que hay más de 500.000 usuarios del filtro en el mundo, de los cuales 10% está en Nicaragua.

Los principales clientes de FILTRON son ONGs que proporcionan filtros a miles de familias. Según Cesar Arias, asistente en agua y saneamiento de La Fundación San Lucas de Jinotepe, los filtros que han llevado a varias comunidades cercanas, han logrado disminuir considerablemente la cantidad de personas que visitan el centro de salud por cólera o diarrea.

El séptimo de los quince Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), al que se comprometieron los países del mundo a finales del siglo pasado, es reducir a la mitad para el año 2015 el número de personas sin acceso a agua potable.
Los retos de FILTRÓN

Los retos de FILTRÓN



El FILTRÓN es un filtro de agua hecho a partir de una mezcla de barro, aserrín y agua. Después de haber tomado forma y ser quemado en un horno especial, se aplica una capa de plata coloidal que mata las bacterias. El filtro tiene forma de macetera y se introduce en un recipiente plástico, preferiblemente con un grifo.

El Ing. Frank Schuringa, de origen holandés, lleva cinco años a cargo de la producción y comercialización de filtros en Nicaragua y según cuenta, actualmente tiene la capacidad de producir 3.500 filtros al mes.

En los próximos tres años prevé que la empresa probablemente estará vendiendo más filtros al público en general y a países de Centroamérica, sin embargo, reconoce a su vez que hay limitaciones de orden cultural y tradicional que impiden un mayor avance en la labor social de la empresa.

Para el Ing. Schuringa, el principal problema es que la gente no ha tomado conciencia de la importancia de ingerir agua segura. En ese sentido, está comprobado que el filtro que producen funciona perfectamente, pero muchas veces la gente no está convencida sobre la importancia de someter el agua del río o del pozo a los rigores del filtro, porque consideran que generación tras generación su familia la ha consumido directamente, entonces utilizan el filtro por un tiempo y después lo descartan.

El costo de tener un filtro es de aproximadamente $3 anuales y se pueden comprar en las oficinas de FILTRON en Managua.

Cómo contactarlos
Dirección: De la Vicky, 1c al lago, 1c arriba, casa No. 152. Teléfono: (505) 2278-8519.