24 de Abril 2007 - Managua, Nicaragua

Prueba de texto q aumenta


Centro de Producción más Limpia de Nicaragua

Más de 170 empresas han sido beneficiadas a través de la asistencia técnica, asesorías en materia de inversión, tecnología y medio ambiente y capacitaciones en la metodología de producción más limpia, en todo el territorio nacional. Las actividades realizadas por el CPML-N complementan las acciones en pro del desarrollo impulsadas por los diferentes gobiernos, incrementando la productividad de los sectores industriales y de servicios por medio de la reducción de los costos operativos y la aplicación de tecnologías amigables con el ambiente.

En el período 1999-2009, las opciones de PmL han ahorrado a la industria más de US$4 millones, para lo cual se identificó una inversión de aproximadamente US$3 millones, además de muchas opciones sin costo alguno, relacionadas con cambios de actitudes gerenciales y de operación, sin afectar la calidad del producto.

La metodología de producción más limpia permite a la empresa generar, mediante un cambio de actitudes, gerencia ambiental responsable y evaluación de las opciones tecnológicas, ahorros tanto económicos como ambientales por la reducción del consumo de agua y de la reducción en la generación de desechos sólidos y efluentes.

En tres ediciones del Premio a la PmL, 44 de ellas han sido galardonadas con el Premio, otorgado por la Comisión de PmL conformada por MARENA, MIFIC, MINSA, MAGFOR, INPYME, CONIMIPYME, APEN, CADIN y la UNI. Este premio responde a la demanda de los empresarios de que se dé a conocer a la sociedad, cuáles son las empresas que voluntariamente practican una gestión ambiental responsable.

El Premio a la PmL surge como uno de los acuerdos de la Política de PmL, promulgada por el Gobierno en 2006.

Orígenes del programa



Nicaragua, como miembro de las Naciones Unidas, cuenta con el apoyo de la ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial), que impulsa el desarrollo de los países en transición a economías de mercado mediante la industrialización. En este sentido, desde finales de 1998, esta organización impulsó una iniciativa conjunta con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el apoyo económico de la Embajada de Austria
para implementar el proyecto “Centros de Producción Más Limpia (CPmL)” en Nicaragua, para difundir e implementar el concepto de PML, que fue reconocido por la ONU en la Conferencia de Río de Janeiro, celebrada en 1992.

Actualmente, el CPML-N forma parte de la red de Centros de PmL, que a nivel mundial cuenta con 42 sedes, 10 de las cuales se encuentran en Latinoamérica.
Como respuesta a la problemática que aqueja a la industria de bienes y servicios en Nicaragua, el Centro de Producción Más Limpia de Nicaragua impulsa la aplicación de una metodología de mejora continua de fácil implementación desde 1999, la cual, mediante un análisis del proceso productivo o del servicio prestado y la evaluación técnica, económica y ambiental de las opciones que se detecten, logra generar mejoras e incrementos en la productividad de las empresas.

Ante un mercado globalizado, los empresarios, especialmente los pertenecientes a PYMES, deben competir en cuanto a calidad y costo de sus productos y servicios, por lo que, la aplicación de Producción Más Limpia (PmL) constituye una herramienta preventiva para contrarrestar los factores que inciden en la productividad y en los efectos secundarios que se ven reflejados en la baja de las ventas, los impactos negativos al ambiente y; la incapacidad de competir por precio ante las trasnacionales.

Cuadro 1

¿Qué es Producción Más Limpia?

Es la continua aplicación de una estrategia ambiental preventiva integrada a los procesos, productos y servicios para incrementar la ecoeficiencia y reducir los riesgos a los humanos y el ambiente.

En los procesos, la PmL incluye el ahorro económico de materias primas y energía, eliminando los agentes tóxicos y reduciendo la cantidad y toxicidad de todas las emisiones y desperdicios.

En los productos considera la reducción de impactos negativos a lo largo del ciclo de vida de un producto, desde el diseño hasta su uso final. En los servicios, incorporando las preocupaciones ambientales y las técnicas de reducción en el uso de los recursos energéticos y propios de cada servicio, lo que tiene que ver con en el diseño y la presentación de los servicios.